hoteles

Fuente: Clarín
21/10/2021 20:14

Se aprobó la ley que exime del pago de impuesto inmobiliario a los hoteles de la Provincia durante toda la pandemia

El beneficio es retroactivo de marzo de 2020. Por pedido de la oposición, se sumaron guarderías y jardines maternales, boliches, salones de fiestas, gimnasios y parques temáticos

Fuente: Perfil
19/10/2021 18:36

Cómo es el acuerdo de descuentos en 50 mil hoteles y restaurantes para el verano

Banco Nación firmó convenio con la Federación Empresaria Hotelera y Gastronómica de la República Argentina que contempla promociones y descuentos para el verano Leer más

Fuente: Infobae
19/10/2021 13:49

El Gobierno lanzó una nueva promoción para utilizar en hoteles y restaurantes desde noviembre

Qué establecimientos están incluidos, cuándo regirá y cuáles serán los medios de pago

Fuente: La Nación
13/10/2021 19:18

Apertura de fronteras: los hoteles se preparan para la revancha

Y un día, volvieron los viajes y el turismo. Aunque el anuncio de apertura de fronteras es reciente, el sector hotelero del país no oculta sus expectativas ante un escenario que, tipo de cambio mediante, se presenta al menos prometedor.En idéntico sentido se perfila la temporada de verano, que expresa tendencias de los viajeros locales, incentivados con distintos estímulos: desde la proximidad de las vacaciones de verano hasta las herramientas impulsadas por el gobierno como el sistema previaje. Pero, como destacan los protagonistas, se trata de uno de los segmentos más golpeados de los últimos 18 meses, razón por la que estiman que recomponerse llevará su tiempo: "por lo menos hasta mediados de 2022â?³, aseguran.Seguí toda la información del mercado inmobiliario en LN PropiedadesLa Plata. El Howard Johnson de 120 habitaciones fue recientemente inaugurado (Gentileza: /)"La pandemia trajo consigo el telecomercio, por lo que muchos empleos relacionados con los viajes laborales desaparecieron. Con ellos, también entraron en crisis los cientos de hoteles que apuntaban a ese segmento, el del viajante de comercio", comenta Mario Zavaleta, vicepresidente de la Federación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (FEHGRA) haciendo referencia a que el sector atravesó -atraviesa- la peor crisis de su historia. Agrega que aún cuando el sector se vio beneficiado por los distintos programas con el objetivo de evitar la desaparición de fuentes laborales (ATP, REPRO) solicita un IVA diferenciado por ser gran generador de empleo. "Y que el impuesto al cheque también pueda ser compensado", añadeLa buena noticia es que aún cuando efectivamente la actividad atraviesa un presente complejo, lo cierto es que también hubo aperturas. De hecho, en Wyndham Hotels & Resorts, firma responsable de un puñado de marcas hoteleras, confirman que se mantuvieron activos durante todo 2020 y lo que va de este año, tanto en la Argentina como en la región. Puntualmente en el país, de julio a septiembre, abrieron los Days Inn Zarate y Devoto, mientras que de octubre a diciembre se anuncia la puesta en marcha del Esplendor Buenos Aires Tango; el Dazzler La Plata y los Howard Johnson de Bahía Blanca y de Alvear, en la provincia de Santa Fe."No se cayó ninguna apertura; la pandemia sólo pudo postergar algunas", señala Jimena Faena, VP regional de Marketing, Comunicación y Lealtad de la empresa, explicando que el proceso que lleva levantar un hotel excede los tiempos de la pandemia. "Construir siempre es a largo plazo", subraya acerca de la decisión de quien lo hace y remarcando que el sector se "defendió" durante el último año y medio. "Muy pocos dejaron el negocio", dice en relación a los inversores que participan en hotelería.En Wyndham, cuyo modelo de negocios es la franquicia, comparten que muchas de las aperturas recientes y por venir se llevan a cabo junto al Grupo Hotelero Albamonte (GHA), a cargo de las marcas Howard Johnson y Days Inn en el país. "Acabamos de inaugurar en La Plata un establecimiento de 120 habitaciones, con centro de convenciones, restaurante, spa y cancha de tenis", apunta el titular de la empresa, Alberto Albamonte, quien también adelanta la apertura de un nuevo Days Inn en el parque termal Dolores.ROSARIO. El Hampton by Hilton ofrece comprar habitaciones (Hampton by Hilton/)Consultado acerca de cuánto promedia la inversión de cada establecimiento, Albamonte responde: entre US$10 y 12 millones, aunque dependiendo del diseño y dimensiones puede superar o no alcanzar esa cifra. "Trabajamos con inversores argentinos que confían en el país", subraya en referencia al grupo que encabeza. "Además de nuevos hoteles, en 20 de los 41 que ya tenemos, hicimos ampliaciones", profundiza, aludiendo a lo realizado durante el último tiempo. "¿La construcción de los hoteles? Arrancó mucho antes de la pandemia", explica con respecto a los tiempos en juego.Desde NH Hotel Group también adelantan que un nuevo establecimiento cuatro estrellas se sumará a su oferta antes de que termine el año, exactamente en Santiago del Estero. Con esta incorporación, en la Argentina suman 16 hoteles: nueve en Buenos Aires, dos en Córdoba, uno en Mendoza, uno en Bariloche y dos en Mar del Plata. "A pesar del difícil contexto, estamos felices de poder anunciar esta apertura ya que seguimos apostando al crecimiento del grupo en la Argentina y buscamos consolidar nuestro posicionamiento, tanto en este país como en la región", comenta Julieta De Grazia, directora general de la Regional Cono Sur, a pocas semanas de producirse la apertura."Producida la apertura de fronteras, el tipo de cambio, las ventajas naturales, la diversidad de paisajes y las actividades turísticas de todo el territorio y, por último, la variedad de increíbles planes urbanos, tanto culturales como gastronómicos que ofrece Buenos Aires, harán de la Argentina el destino más demandado de la región", vaticina la ejecutiva, en línea con la opinión general.Ingeniería financieraEl modelo de negocios del NH es mixto: cuentan tanto con hoteles propios de la cadena y con otros en sociedad con empresarios locales, como es el caso santiagueño. En el sector, además, están quienes convocan al pequeño inversor a participar en hotelería. En concreto, Hampton by Hilton Rosario ofrece condo monedas. Lo hace de la mano de la desarrolladora Argenway para este producto que por su fisonomía promete convertirse en un ícono de la ciudad santafesina.A la hora de desarrollar el concepto, en la firma explican que en el esquema de condo hotel, las habitaciones pertenecen a inversores individuales, ya sea enteras o en fracciones. Se estructura jurídicamente a través de un fideicomiso a 30 años con el objetivo de construir el hotel y posteriormente gerenciarlo, distribuyendo las utilidades del negocio. ¿Las cifras en danza? Los valores de las unidades en pozo van desde los $3,5 millones por un cuarto de habitación hasta algo más de $13 millones por una habitación entera.Conocé cuál es el valor de venta de una propiedad "Esta alternativa ofrece una rentabilidad proyectada tres veces mayor a la del ladrillo tradicional", explica Andrés Hillar, director de Operaciones de Argenway, desarrolladora y gerenciadora del hotel de marras. "Además los inversores tienen la posibilidad de utilizar el hotel anualmente a través de un derecho de uso, un beneficio que da la inversión en pozo", completa. Según indica -y asegura-, la perspectiva de ganancia de capital es del 35%, más una renta anual del 7/9% sobre la inversión, de acuerdo con el monto de ingreso."La empresa ya utilizó el esquema en Hampton by Hilton Bariloche, que cuenta con un total de 125 inversores. En tanto, el proyecto de Rosario está esperando la luz verde para comenzar la obra", comparte Hillar. En cuanto a las condo monedas, lo cierto es que permiten acceder al negocio sin cuotas mensuales e invertir desde $2000, 100% on line. "¿La respuesta del mercado? Cerca de 100 personas ya canalizaron su inversión a través de Let's Bit, exchange especializado en criptomonedas con el que firmamos un acuerdo", asevera.Cambio de planesAun cuando, como se vio, buena parte de los establecimientos hoteleros durante los últimos meses realizó trabajos de mantenimiento, el impacto de la pandemia también alteró planes de aquellos que tenían proyectos en carpeta. Tal es el caso del Grupo Alvear que, por un lado, se dedicó a la puesta a punto de sus hoteles Alvear, Alvear Icon y Art Suipacha, pero, por el otro, replanteó su idea para el hotel Plaza, frente a plaza San Martín."Ibamos a hacer hotelería más oficinas y ahora estamos analizando hacer hotelería más residencias", señala Andrés Kalwill, director de Nuevos Desarrollos de la empresa. De acuerdo con el directivo, tal vez sumen pequeños espacios de trabajo, "en sintonía con los cambios de hábitos y como para favorecer la convivencia, en estos tiempos de home office". El hotel fue adquirido por el grupo de la familia Sutton por US$ 54 millones en 2013 y que desde hace tres años se encuentra cerrado."Las expectativas son optimistas", expresa Kalwill, en sintonía con una investigación del Foro Internacional de Turismo que confirma que el 40% de las personas está dispuesta a invertir sus ahorros para ganar en experiencias de viajes para el próximo año. "El cambio es muy ventajoso, estamos en una zona tranquila y pacífica del mundo y la Argentina tiene los suficientes atributos como para que el turista decida aguantarse ocho, nueve o diez horas de viaje", agrega.La otra cara de la monedaLa pandemia también generó crisis en algunos de los hoteles más reconocidos de la Argentina: hace un par de semanas, el Hotel Four Seasons pidió la convocatoria de acreedores ante el Juzgado 14, secretaría 28, de la ciudad de Buenos Aires debido al impacto que significaron las restricciones al turismo internacional y los viajes de negocios por el Covid-19.Según informó la agencia NA, el Four Seasons, a través de su sociedad controlante Hotel Corporation Argentina, "garantizó la continuidad de los cerca de 300 puestos de trabajo y tiene planes para incorporar otros 100â?³. El emblemático hotel cinco estrellas ubicado en el barrio porteño de Retiro seguirá funcionando mientras avanza con la renegociación de las deudas acumuladas. Si bien la compañía recibió asistencia oficial a través del pago de salarios vía ATP, así como la reducción de aportes patronales, el cierre del ingreso al país del turismo internacional y la veda a la realización de encuentros como seminarios y convenciones representaron un impacto del que no se pudo recuperar. En ese sentido, a pesar de la reapertura, en la actualidad solamente están ocupadas 4 de las 176 habitaciones disponibles.La parcial reactivación del turismo interno no pudo ser aprovechada por el Four Seasons, que habitualmente es receptor de clientes provenientes del exterior. La situación no es exclusiva de este hotel, si se tiene en cuenta que el sector es uno de los más castigados por las restricciones al turismo local e internacional, que llevó al cierre de varios establecimientos en las principales ciudades del país. El edificio fue construido en los 90 por el magnate saudita Gaith Pharaon y por entonces pertenecía a la cadena Hyatt, pero en septiembre de 2001 pasó a manos de la cadena Four Seasons, que lo opera desde entonces.Barrio por barrio, el precio del metro cuadrado y la rentabilidad de un alquilerPresentado en su página web como un hotel de "elegancia europea con un toque exclusivamente argentino", el Four Seasons dispone de dos restaurantes de lujo, un bar, spa, piscina cubierta climatizada, sauna y gimnasio. Lo paradójico es que mientras esto sucede en la Argentina, se conoció la noticia de que el magnate Bill Gates eligió invertir en este sector y tomó el control de la cadena hotelera de cinco estrellas Four Seasons, valuada en 10.000 millones de dólares.Con una apuesta por la reanudación del turismo de lujo, la empresa que gestiona la fortuna del fundador de Microsoft, Cascade Investment, llegó a un acuerdo con Kingdom Holdings, la empresa de inversión encabezada por el príncipe multimillonario saudí Alwaleed bin Talal, para hacerse con la mitad de la participación por 2200 millones de dólares. Con esta participación, Gates -que controlaba el 47,5% del grupo- pasó a tener ahora el 71,25% de la prestigiosa cadena canadiense.En tanto, el príncipe saudí y hombre de negocios Al-Walid ben Talal conservará el 23,75% de las acciones en la empresa una vez que concluya la transacción, lo que está previsto para enero de 2022, según informó Four Seasons en un comunicado. La transacción sigue el divorcio entre Bill Gates y Melinda French Gates, cuyos detalles se desconocen en la división de activos. Sin embargo, Cascade continúa administrando la fortuna de Gates, pero también forma parte de la dotación financiera de la Fundación Gates, el gigante benéfico que la expareja fundó en 2000. Cascade y Kingdom Holdings unieron fuerzas en 2007 para comprar una participación en Four Seasons, cada una con el 47,5% por un total de $ 3.800 millones de dólares. El 5% restante de la empresa permanece en manos de Isadore Sharp, fundador de la cadena de hoteles de lujo. No hay dudas de que la pandemia ha afectado duramente a la industria hotelera, obligando a los hoteles a cierres prolongados.En otros hemisferios, la propagación de la variante Delta ahora está complicando su reapertura: según una encuesta de la American Hotel & Lodging Association, muchos estadounidenses -el 42% de los 2.200 encuestados- cancelaron sus planes de vacaciones a mediados de agosto y actualmente no tienen planes de reprogramarlos. Más allá de estos datos, los empresarios locales no se desmoralizan y se ilusionan con la posibilidad de recuperar el terreno perdido.Calculá cuánto dinero se necesita para iniciar un contrato de alquiler.

Fuente: La Nación
13/10/2021 03:36

Los Juncos. La posada que cambió de nombre, pasó de dueño y es pionera entre los hoteles boutique en Bariloche

La Hostería Los Notros hoy se llama Posada Los Juncos. (Mariana Eliano/)"A veces digo: '¿Cómo no le pregunté a mi papá por qué se vino?'", esgrime Albertina Rahm mientras recorre la hostería que supo ser de su familia. "Eran muy callados. No expresaban sus sentimientos. Todo era trabajo, trabajo y trabajo", agrega sobre su padre suizo y su madre alemana, pioneros en Bariloche. Entonces con orgullo señala los rincones más bonitos de la Hostería Los Notros que montaron en 1950. Y que hoy, setenta años después, con otros dueños, hace gala de la nobleza de su construcción para recibir huéspedes bajo el nombre de Posada Los Juncos.La Hostería Los Notros fue una de las primeras de Bariloche. (Gentileza Familia Rahm/)Instalada en Bariloche desde siempre, Albertina está de visita en la antigua hostería de sus padres porque Lucas Bozzano, actual responsable de Los Juncos, impulsa un documental sobre la historia del lugar. Con 80 años de vida y varias décadas de docente, Albertina, la única hija viva de los fundadores de la posada, es una fuente inagotable de conocimiento y un manojo de emociones. Al encuentro, que es excepcional -"hace mucho que no venía", comenta- acude con fotos antiguas, planos y documentación de la época.Lucas Bozzano es el responsable de la posada en la actualidad. (Mariana Eliano/)"Mi padre se llamaba Alberto Rahm. Llegó solo a Buenos Aires en 1919, a los 21 años, después de dejar en Basilea a sus padres y a sus cinco hermanos", cuenta sobre el hombre que para ella siempre tuvo nombre en castellano. "En Bariloche ya había algunos suizos y por eso se vino para acá, a trabajar a la estancia Huemul, como tornero. Ahí conoció a mi mamá, Carolina Kromer, que era alemana y trabajaba como doméstica", relata Albertina conmovida por la oportunidad de este pequeño homenaje a sus padres inmigrantes.Alberto Rahm, Carolina Kromer y sus hijos mayores, Katy y Yoky. (Mariana Eliano/)"Mis abuelos Kromer habían llegado de Alemania en 1903, porque el gobierno de Julio Argentino Roca le otorgaba a los europeos terrenos en la Patagonia a cambio de que se instalaran. Llegaron después de un largo viaje en barco, que los dejó en el puerto de Valdivia, en Chile, después de cruzar el canal de Beagle. Vinieron mi abuelo, mi abuela -embarazada de mi mamá-, y sus tres hijitos. Mi mamá nació en octubre, en un pueblito que se llamaba Pritrufquen, cerca de ahí. Como la cordillera todavía estaba demasiado nevada y los caminos eran de cornisa, esperaron al verano para cruzar a caballo. Se lanzaron en diciembre, llevando a mi mamá en una canastita, con apenas meses de vida", rescata Albertina sobre los pioneros que a cambio de semejante odisea -y con la promesa de trabajar la tierra- recibieron 35 hectáreas cerca del lago Moreno, en lo que hoy es Hostería Valle del Sol. "Pero pronto cambiaron las tierras, no sé por qué y ni a quién, para instalarse donde estamos ahora", señala en relación al enclave de la hoy Posada Los Juncos, a 20 kilómetros del centro de Bariloche.Yoky y Katy Rahm durante la construcción de la Hostería Los Notros en los años 50. (Gentileza Familia Rahm/)Laboriosa desde chica, Carolina se casó con Alberto y en los terrenos de los Kromer levantaron una casita de material revestida con troncos de ciprés quemado que todavía está, a 20 metros de la hostería, y que es del hijo de Albertina pero está alquilada. "Ahí nacimos mis dos hermanos y yo", apunta la docente y detalla que tenía cocina, comedor, baño y una sola habitación. "Nos amontonábamos", agrega con dulzura por aquel tiempo en el que su madre gringa -"chiquita de ojos celestes, pero más criolla que la tuna"- tenía una vaca que ordeñaba, gallinas, gansos, pavos, patos y huerta. "Entonces papá decidió cumplir el sueño de su vida: poner una hostería tipo las de Suiza. Pidió un préstamo al Banco Hipotecario en 1950 y la hizo con los mejores materiales. Tenía cinco habitaciones con baño privado -que era un lujo entonces- y un gran comedor. Le puso un techo de tejas que era precioso, pero con las heladas no resistió y se cambió por uno de chapa. Hizo un muelle donde alquilaban botes de madera para salir a remar. Agregó vestuarios para cambiarse en la playa. Mi papá era un adelantado para la época", afirma Albertina.La posada tiene setenta años y está muy bien conservada. (Mariana Eliano/)Cuenta además que Alberto Rahm hablaba en dialecto schweizerdeutsh y lo usaba con su esposa. Que sus hermanos mayores lo dominaban, pero ella casi no, aunque lo entiende. "Mi mamá era una mujer sufrida. Cuando era chica en su chacra se cultivaba trigo y ella hacía pan. Aquellos eran tiempos duros en la Patagonia. No había gas. La leña a veces estaba húmeda. El frío siempre era extremo. En mi casa había cocina económica y esa era toda la calefacción que teníamos. Sin embargo, yo no tengo recuerdo de haberla pasado mal", asegura Albertina sobre un tiempo en el que el turismo no era masivo y mucho menos fuera del núcleo de la ciudad rionegrina.Carolina Kromer y Alberto Rahm. (Gentileza Familia Rahm/)Entre aquellos cimientos que la vieron crecer y con el recuerdo vivo de sus padres y hermanos que ya no están, la maestra revela: "Antes de poner la hostería, mi papá puso la primera fábrica de dulces de Bariloche. También la llamó Los Notros, porque estaba fascinado con este árbol que en diciembre se pone rojo y tiñe la montaña. En nuestro terreno había un bosquecito de notros". Agrega entonces, que el negocio de mermeladas de frambuesa, grosella y otros frutos patagónicos no funcionó porque Rahm los hacían a la antigua -sólo con azúcar- y no pudo competir con las fábricas que luego le ponían colorante y espesante.Registros históricos de la construcción de Los Notros. (Gentileza Familia Rahm/)"Mi mamá era la cocinera en Los Notros. La hostería tenía un salón de té donde se servía un riquísimo té con pan casero. Hacía un huevo poché sobre tostada con una salsa rosada que nunca más comí. Además, preparábamos nuestro propio chucrut. Teníamos una plantación de repollo. Lo cortábamos finito con una mandolina de dos metros. Y lo poníamos intercalado con sal en un barril de madera, tapado con trapos y piedra. Se dejaba dos meses en el galpón, al fresco, para que fermente. Así nos preparábamos para pasar el invierno. Además, carneábamos un cerdo. ¡Era maravilloso! Venían los vecinos y hacíamos jamón, panceta, chorizos. Se ahumaba en una casillita. Yo hacía el humito. Y cuando el jamón estaba listo, poníamos la pata entera arriba de la mesa de la cocina para empezar a cortarlo. Esa era nuestra reserva de comida", recuerda Albertina, que ya no cocina chucrut pero cada tanto va hasta una colonia alemana de la zona y lo compra.Lucas Bozzano convocó a Albertina Rahm para hacer un documental sobre la hostería. (Mariana Eliano/)Además de los sabores como aliados de los recuerdos de su infancia, en su relato hay algo de epidemias y muertes intempestivas. "No me olvido de lo que pasó en 1956, cuando la poliomielitis afectó a buena parte de Buenos Aires. Muchas familias se mudaron a Bariloche por meses y la hostería estaba llena de chicos. Tampoco me olvido de un invierno, fuera de temporada. Nosotros solíamos alojar empleados del flamante casino que funcionaba en el Hotel Llao Llao. Una mañana, ante la demora de uno de ellos para bajar a desayunar, subieron a buscarlo a la habitación y lo encontraron muerto. Fue un gran impacto ver la ambulancia y los malabares que hacían para bajarlo por la escalera, angosta y con curva", relata Albertina sobre el difunto, que era obeso y había sufrido un ataque al corazón.Los Notros solía recibir la mayoría de sus visitantes en verano. (Mariana Eliano/)"Mi papá siempre decía que había venido a la Argentina 'a hacerse la América'. Era un dicho muy repetido en Europa, que hacía alusión a venir a hacer dinero entre tanta tierra", asegura la hija del hombre que alguna vez juntó unos pesos para volver a visitar a su familia en Suiza, pero que finalmente no quiso y que jamás volvió a verlos. "Era muy argentino. Tomaba mate, hacía asado y fumaba pipa. Siempre fue muy respetuoso de nuestro himno. Una vez le llamó la atención a alguien que no se sacaba el sombrero mientras sonaba", apunta Albertina, que se casó en 1969, poco después de la muerte de su papá. "Me vine a Bariloche centro y mi mamá se quedó en la hostería, con mi hermana. Pero era campoâ?¦ Y mi mamá tenía la ilusión de venir a la ciudad. Así que la vendimos para que se compre una casa más cerca de sus hijos y nietos", precisa sobre los últimos años de Carolina, que murió en 1991.Alberto Rahm fue el primer presidente de la Sociedad Helvética Bariloche, ubicada actualmente a orillas del lago Gutiérrez. (Gentileza Familia Rahm/)Sucesores de un sueñoEnamorado del lugar que hoy preside, Lucas Bozzano -que es de Buenos Aires- interviene en la charla para contar cómo sigue la historia de la posada. Detalla que los Rahm la sub alquilaron primero a un viverista, Bruno Polastri, luego a una escritora Raquel Reggiani, y que la vendieron en 1982 a su actual dueño, Wolfgang Smekal, quien a su vez la sub alquiló a Machi Gonzalez Venzano, renombrada decoradora del Hotel Llao Llao, y a su hijo Gonzalo Fernández Iramain. Refiere que ellos la remodelaron y le cambiaron el nombre de Hostería Los Notros a Posada Los Juncos, como una metáfora de su resistencia. Y que, desde entonces, cada habitación representa un elemento de la naturaleza. Cuenta que más tarde el fondo de comercio fue vendido a una de las empleadas de la posada, Flavia Michelini -que se enamoró de un huésped y se fue a vivir a Hong Kong- y a Gabriel Sagrado, su hermano chef. Ellos fueron quienes la posicionaron como una de las posadas predilectas por los turistas americanos y europeos. Más tarde el fondo de comercio quedó en manos de una SRL. Y, finalmente, desde hace seis años la maneja Lucas -licenciado en hotelería-, junto a su esposa, Lucía Martínez.Los Juncos está sobre una de las bahías más calmas del lago Nahuel Huapi. (Mariana Eliano/)Apasionada por la gramática castellana y estudiosa de la literatura, Albertina escribe cuentos patagónicos -así los define- y publicó en tres libros. Nervaduras, del Fondo Editorial Rionegrino, ganó el primer premio de narrativa de la provincia en el año 2000. Según cuenta su autora, es ficción inspirada en personajes de la zona y vivencias de su infancia. Viuda, madre de cuatro y abuela de ocho, reflexiona: "Yo la pasé muy bien de chica porque era la menor. Mis hermanos tenían 12 y 14 años más que yo y pudieron hacer solo la escuela primaria. En cambio yo tuve la chance de hacer el secundario y estudiar. Eso sí, los tres fuimos muy felices en aquel rincón de la tierra lleno de árboles, donde no había televisión y solo una radio para escuchar Tarzán -con el auspicio de la chocolatada Toddy- cuando volvía de la escuela".Las antiguas etiquetas del intento frustrado de hacer dulces con la marca Los Notros (Mariana Eliano/)Con esa firmeza de toda docente y una ternura inalterable por la memoria de los que ya no están, Albertina recorre la posada de sus padres con los ojos vidriosos. "Venir me emociona terriblemente", asegura mientras señala el cuarto donde cada tanto dormía con su hermana, cuando en el hotel no había pasajeros, y para jugar a tener una habitación propia. "Me gusta venir. Me sirve para confirmar que el sueño de mi papá se hizo realidad. Este lugar es el paraíso. Es una de las bahías más lindas del lago Nahuel Huapi, con muy poco viento", reflexiona Albertina sobre los logros de aquel suizo que 'vino a hacerse la América' y, aunque no se hizo millonario, dejó una hostería tan sólida como el espíritu de sus pioneros.Albertina vive en Bariloche y escribe cuentos inspirados en su infancia y la vida de sus padres. (Mariana Eliano/)Datos útiles:Posada Los Juncos. Queda en Av. Bustillo 20.063. T: +54 9 294 495-7871. Consultas por web.

Fuente: Clarín
04/10/2021 11:30

Trabajar en Dubai: tres hoteles buscan empleados argentinos, qué ofrecen y dónde mandar el CV

Qué vacantes necesitan cubrir, cuáles son los requisitos y cómo aplicar.

Fuente: Perfil
03/10/2021 01:00

Hoteles

En un hotel de Viedma había una biblia en el cajón de la mesa de luz. Recordé una crónica de Hebe Uhart sobre ese mismo hotel, estaba horrorizada por el hallazgo. Leer más

Fuente: La Nación
30/09/2021 08:00

Este grupo de jóvenes se hace viral escalando hoteles y edificios como "Assassins Creed"

MADRID, 30 sep. (EDIZIONES)Cuando uno piensa en desplazarse por una ciudad, lo primero que se puede venir a la mente es hacerlo en transporte público, como metro, autobús o taxi, aunque, también se puede optar por una bicicleta, e incluso un patinete. Sin embargo, los protagonistas de esta historia prefieren no entorpecer más el tráfico y optar por las fachadas y los tejados de los edificios al más puro estilo "Assassins Creed".Magne Nielsen, de 23 años, y compañía, son un grupo de escaladores libres y expertos en parkour que se han hecho populares en redes sociales a raíz de sus vídeos, en los que demuestran sus asombrosas habilidades para escalar fachadas, descenderlas, saltar de tejado en tejado e incluso pasar de una fachada a otra de un salto agarrándose a una tubería.https://www.youtube.com/watch?v=KMD7aoRB9asEn las imágenes se le puede ver poniendo en práctica todas estas técnicas y es realmente asombroso.Nielsen es de Aarhus (Dinamarca) y lleva unos nueve años experimentando con el parkour y la carrera libre. Empezó a practicar volteretas en el jardín trasero de su casa y, con el tiempo, progresó hacia la gimnasia y el parkour.

Fuente: Infobae
28/09/2021 13:58

Misiones, más allá de las Cataratas: dos hoteles exclusivos en medio de la selva

Con las últimas reaperturas, la provincia apunta a recuperar el turismo tras un año y medio de pandemia. Una rejuvenecida Posadas con su costanera gastronómica, las misiones jesuíticas con su historia y Puerto Bemberg con los senderos y cascadas que ofrece su hospedaje en medio de la naturaleza: un recorrido por sus imponentes paisajes

Fuente: La Nación
22/09/2021 02:18

Propinas en los hoteles. Secretos de viajero: la diferencia entre el paraíso y el infierno

Lo he visto en las películas miles, millones de veces. El tipo llega a su habitación acompañado con el botones, revisa las instalaciones y desliza en el interior de la mano cerrada del empleado del hotel un billete. Lo hace de manera imperceptible y misteriosa. Porque tampoco llevó la mano en ningún momento hacia su propio bolsillo, como para que uno pueda decir "¡ahí está, ahí lo sacó!". En lo que resta de película, el botones se mostrará atento y agradecido con este caballero y hasta, si se trata de una de detectives, lo ayudará a resolver el asesinato que llevó al pasajero allí en primera instancia.Las veces que intenté repetir esto en la vida real el resultado fue un fiasco. O porque usé monedas en lugar de billetes y se me cayeron al piso en el medio de la transacción, o porque le di pesos argentinos (en un hotel neoyorquino) y el muchacho me miró con cara de "por esto te hubiera hecho cargar las valijas a vos".Las propinas son una verdadera cienciaNo tanto en los restaurantes, donde con un diez o quince por ciento las cosas quedan saldadas. Pero sí en los hoteles, donde la entrega debe ser precisa, mística, oportuna. No está de más averiguar antes de viajar cuánto se deja y en qué momento en cada destino.Normas internacionales no escritas indican que al botones hay que darle entre uno y dos dólares por cada bulto que cargó hasta la habitación. Suele decirse que lo mejor es entregar billetes y no monedas, lo que pone a los argentinos castigados por un cambio negativo en la penosa obligación de entregar cinco euros (el billete más pequeño de esa denominación) en hoteles europeos. No obstante, aquellos que no temen romper esquemas sociales, en particular cuando está su bolsillo en juego, pueden probar con una de dos euros, que al menos es grandecita.Esto de los billetes corre para todas las otras propinas que se entregan en hoteles, pero es particularmente importante en un segmento: el de las housekeeping. La etiqueta indica que se les deja un par de dólares diarios con una nota de agradecimiento por día. Esto si quiere encontrar el chocolatín sobre la almohada y nuevas botellitas de champú junto a la ducha cada vez que llega, claro. Si uno deja monedas, probablemente ni las tomen, bajo riesgo de que se genere una confusión con dinero olvidado por el pasajero.Ya que arrancamos hablando de la forma en como los Bogart, Clooney, Pitt y Redford se comportan en los hoteles de las películas, podemos recordar también que cada vez que necesitan un favor, el conserje de turno está más que dispuesto a resolvérselo (así sea alfombrar de nuevo la habitación con un motivo de leopardo), mientras que a usted siempre le ha costado una hora y media lograr que en concierge le dieran un pequeño plano de la ciudad en la que está alojado. Aparentemente, para lograr una sonrisa amplia por el ocupante del otro lado del mostrador, el secreto tiene, por lo menos, la cara de Lincoln. Ah, y si quiere conseguir taxi por segunda vez, no se olvide de darle un dólar al muchacho que los para la primera.Los viajes y los periodistas: códigos entre colegasLos periodistas de viajes constituimos un fenómeno aparte en el mundo de los huéspedes de hotel. Porque, por nuestro trabajo, terminamos varias veces por año de invitados en cinco estrellas que nuestros exiguos ingresos no nos permitirían pagar. Esto hace que muchos de nosotros no seamos del todo dadivosos a la hora de propinar, ya que manejamos cifras más propias de un hospedaje marplatense clase "A" que de un Hyatt o un Sheraton ubicado en lugares donde habitualmente hablan de dólares o de euros.¿Cuánto y cómo dar la propina? Todo depende... (Shutterstock/)Por eso, se han desarrollado estrategias que se transmiten de colega a colega y de generación en generación: hacer ver que uno es baquiano del hotel al que acaba de llegar para que no lo acompañe el botones a la habitación, no acercarse a la conserjería por ningún motivo, ir caminando o en subterráneo a todos lados para no parar taxis en la puerta (como combinación de las dos anteriores, resulta que si uno sufre un preinfarto en su habitación debe poder llegar por sus medios y sin pedir ayuda al nosocomio más cercano) y confiar que las housekeeping ladies van a hacer su trabajo como corresponde.Otra alternativa es aflojar un poco la billetera y considerar las propinas como parte del presupuesto del viaje. Va a ser más placentero para todo el personal del hotel y, sin dudas, mucho más placentero para el pasajero. Porque la vida está hecha de contraejemplos y uno tiene que saber cuál es el costo real de la tacañería.El joven vestido de botones sonreía sin parar desde el costado del mostrador de un importante hotel de Mendoza, enclavado en un edificio antiguo en el que, de repente, tal vez es posible encontrarse con algún huésped original de la época de la colonia tratando de hacer el check out, tal es la demora habitual en el mostrador.Al margen de esto, lo que más me llamó la atención durante las siete horas del proceso de check-in fue que el joven vestido de botones no aflojó la mandíbula ni una sola vez. De oreja a oreja, con auténtica alegría. Como el alumno que acaba de rendir el último examen en la universidad y que, si bien está esperando la nota, sabe que le fue bárbaro.En un momento, su sonrisa se me contagió. Ya no tenía ganas de rogarle a la chica del mostrador que se apurase, ni de decirle que estaba acelerándome el proceso natural de flebitis de tenerme parado allí desde hacía tanto tiempo, ni de agarrar mis cosas y mandarme a mudar a un hotel más económico pero más veloz (una ilusión falsa, esta última, porque estaba de invitado por una empresa de tecnología y no había calculado ningún presupuesto para gastar en ningún hotel, por más barato que fuera). Nada de eso. Simplemente, yo también tenía ganas de sonreír. Y así quedamos los dos, cara a cara, como dos tipos felices de verdad.Quiso la casualidad (en ese momento pensé "quiso la suerte", para ser honesto) de que fuera ese mismo chico, el de la sonrisa inmaculada, el que tuvo la tarea de acompañarme a mi habitación. Me resistí un poco, porque conocía el hotel y porque, como comenté, quería ahorrarme los billetes que se le dan al que te lleva las valijas hasta la punta de tu cama. Pero pasó lo que tenía que pasar: su sonrisa me desarmó y segundos después estábamos los dos paseando nuestra happy face por el ascensor.Me abrió la puerta, me dejó pasar, me llamó "señor", me hizo una breve descripción de los servicios de la habitación (cosa que hacen todo el tiempo, como si uno no pudiese distinguir un inodoro de un televisor) y llevó su incólume sonrisa hacia la puerta, donde se colocó en pose de espera. Le estiré la mano pero, a diferencia de lo que el muchacho esperaba, de nuestro fugaz contacto sólo le quedó la sensación del apretón. Ni una moneda, ni un billete. Así de tacaño puedo llegar a ser cuando soy huésped invitado en un cinco estrellas.El desagrado por la propina suele ser común (Shutterstock/)De repente, como una nube negrísima que interrumpe un cielo perfectamente despejado, sus comisuras comenzaron a juntarse hasta conformar una mueca muy diferente a la sonrisa. "Hasta luego", me saludó con amabilidad, aunque omitiendo el uso de la palabra "señor", tan común en los hoteles de altas constelaciones. Me quedé triste porque me sentí el responsable absoluto de la desaparición de aquella sonrisa mágica. Por suerte, la ducha de la habitación era genial (la lluvia caía recta desde el techo como si fueran latigazos, es un masaje de agua) y curan cualquier malestar del alma en segundos.Esa misma tarde, salí a dar una vuelta por la plaza que está justo enfrente del hotel, buscando la calle peatonal. Cuando me aproximaba a la puerta mi corazón se alivió: allí estaba el joven vestido de botones, con su sonrisa perfectamente repuesta, cumpliendo otra función: la de abrir la puerta para facilitar el paso de todos los que entraban o salían del establecimiento. Repuse también mi sonrisa, no lo iba a dejar solo, más que nada para que en ese cruce fugaz pudiésemos revivir esos viejos tiempos del check-in, cuando éramos dos irresponsables risueños, y me adelanté con resolución hacia la puerta. Lamentablemente, el joven salió disparado (¿me habrá visto llegar? ¿lo habrán llamado justo en ese momento?) en el instante exactamente anterior al del cruce, dejándome de cara frente a la puerta cerrada, con mi sonrisa avara reflejada en el vidrio.Las propinas en los hoteles es una de las clásicas preocupaciones (o despreocupaciones) de los viajeros, y una de las facetas que el periodista Walter Duer cuenta en su Malditos viajes, el libro con humor, que detalla lo que se vive cuando decidimos alejarnos de casa.

Fuente: Página 12
20/09/2021 00:01

Hoteles

Fuente: Página 12
19/09/2021 00:01

HOTELES

Fuente: La Nación
17/09/2021 14:18

En liquidación: los hoteles Alvear y Plaza venden desde vajillas hasta escritorios y ya hay lista de espera de compradores

"Me quiero llevar todo. No tengo lugar en mi casa, pero voy a comprar cosas para mis hijos. Es algo distinto, me divierte", afirma Moira Field, mientras camina entusiasmada entre antiguos escritorios, sillas y lámparas que están a la venta en uno de los elegantes salones del Alvear Palace Hotel. Ella es una de las más de 2500 personas que se acercaron este mes a las ofertas que se realizan en simultáneo en este establecimiento y en el Plaza. En estos dos icónicos porteños de la Belle Époque aún se pueden conseguir desde copas o platos a $200 hasta lámparas de pie por $2000. Si bien antes se debía hacer fila para ingresar, ahora hay que coordinar con anticipación la visita.Los encargados de la venta dicen que a comienzos de este mes, hubo un furor de venta (Ricardo Pristupluk/)Lilian Dorado, responsable de ventas en ambos lugares, explica a LA NACIÓN: "Superamos todas las expectativas, éramos pocos trabajando y nos descolocó el aluvión. Jamás pensamos que iba a suceder algo así. Vendimos el 70% de todo lo que teníamos". Ella se refiere a lo sucedido a principios de mes en el Plaza, ubicado en Florida 1005, donde tuvieron que llamar a la policía para contener a vecino. que se enfureció con un grupo que pretendía colarse.Mobiliario, otro de los productos en venta (Ricardo Pristupluk/)"Ojalá pudiésemos recibir a todos, pero es imposible", agrega Dorado. Lo más buscado, sin dudas, son los platos y los copas con los logos de los hoteles por los que pasaron desde presidentes hasta estrellas de cine. Los compradores llegaron atraídos por el boca en boca o a través de mensajes en las redes sociales en los que se anunciaba cada nueva venta. El entusiasmo por adquirir estos objetos es tal que debieron instalar un nuevo sistema: el de hacer citas previas por mail. De todos modos, habrá que ingresar en una extensa lista de espera y recién a mediados de octubre se podrá obtendrá un turno para comprar en forma personalizada dentro de los salones. Este mes, ya hay 60 reservas otorgadas y en octubre, 225.Se puede conseguir lámparas desde $2000 (Ricardo Pristupluk/)El público es de lo más variado, desde jóvenes, artistas, dueños de anticuarios hasta presentadores de televisión como Roberto Funes Ugarte, que acudió para contarle a su amiga que está en Europa, Patricia Della Giovampaola, de todo aquello que se exhibe y bien vale la pena comprar. "Me encantaron los respaldos de cama forrados con telas italianas, las lámparas cubiertas de cuero, los espejos. Aproveché y yo también me llevé un montón de cosas para mi nueva casa de Vicente López, hasta toalleros para el baño", cuenta Funes Ugarte.En el Alvear, donde los visitantes se apostaban en la entrada trasera de Posadas 1584, se vendió casi todo. De ahí que los pocos objetos que quedan van a ser trasladados al Plaza para unificar la liquidación. En el establecimiento de Recoleta hubo menor cantidad de productos para ofrecer, porque se hará un recambio de mobiliario solo de las habitaciones. Se vendieron mesitas de luz, escritorios y frigobares. En el Plaza, en cambio, hay mayor variedad de oferta ya que adquirirán nuevo mobiliario para todas las áreas del hotel cerrado desde el 2017 por reformas. En tanto el Alvear, que recibe mayormente turismo internacional, solo dejó de funcionar durante la pandemia, pero reabrió a principios de mes. Ambos son propiedad del Grupo Sutton Dabbah.Eduardo Rocha, empleado del depósito del Plaza desde hace 25 años jamás se imaginó el éxito que tuvieron. Mientras informa a los clientes las medidas exactas de un espejo, cuenta con orgullo a LA NACIÓN que los compradores llegan atraídos por la historia del hotel. "Por acá pasaron desde Maradona, hasta Susana Giménez, Christopher Lambert y Jean-Claude Van Damme", relata.Los espejos que estaban en las habitaciones de los hoteles también están a la venta (Ricardo Pristupluk/)Respecto al Plaza, fundado por Ernesto Tornquist, si bien fue uno de los sitios más representativos del Buenos Aires de principios de siglo XX y el primer cinco estrellas de América Latina, durante las últimas décadas era notoria su falta de mantenimiento y conservación. De ahí que trascendió que el proyecto de reforma contemplaría la modernización de todas las instalaciones, la restauración de la fachada y la incorporación de apartamentos. Por eso, están desprendiéndose de gran cantidad de objetos que tenían distribuidos en las 318 habitaciones, en las salas comunes y de convenciones, y en la recepción, entre otros espacios. Lo que más abunda, además de vajilla, son muebles de las décadas de los setenta, ochenta y noventa (escritorios, sillas, sillones, veladores y espejos). En el Alvear, ya se vendieron 80 escritorios, 60 mesas de luz, 100 muebles bajos tipo cómoda, veladores y lámparas, entre otros objetos.En realidad esta es la segunda tanda de liquidación que se hace en los hoteles. La primera fue en 2018 con una serie limitada de ofertas. La actual comenzó en diciembre del año pasado, pero fue interrumpida por la pandemia. Se retomó a principios de este mes. "Entendemos que hubo gente que se quedó con ganas de comprar. Mientras haya stock seguiremos dando turno por mail. Queremos que se vayan todos contentos", afirma Dorado.En 2018, también hubo una liquidación en el Alvear (Ricardo Pristupluk/)Entre los casos de compras insólitas, cuentan que un cliente, que llegó de Mendoza, adquirió un antiguo archivero por $15.000. "Hizo el cálculo y se dio cuenta que el flete a su provincia le costaba mucho más caro, pero se lo llevó igual", indica Dorado. Además, otro comprador se llevó 60 sillas, probablemente destinadas a un salón, y otro, 50 escritorios. Incluso, una persona llegó a comprar los cestos de papeles de todas las habitaciones.El inventarioPara solicitar turno, es necesario enviar un mail a lilian.grupoalvear@gmail.com. Una vez en el salón principal de la planta baja del Plaza, se puede adquirir cualquiera de las objetos que están a la vista y consultar los precios y características. El pago se puede hacer en efectivo o por transferencia bancaria. Los productos son cuidadosamente envueltos y colocados en cajas por personal del hotel, que está coordinado por Emilio Campos. "Por suerte, algo fue quedando, se llevaron de todo: desde la vieja platina del hotel hasta los inodoros y los barrales de los baños".Respaldos de camas, otra de las atracciones (Ricardo Pristupluk/)Hasta el momento en el Plaza hay a la venta: lámparas, entre $2000 y $5000; 600 espejos de 1 metro por 1 metro, a $20.000; escritorios antiguos y modernos, entre $20.000 y $40.000; sillones nuevos tipo de director de 1 cuerpo, entre $20.000 y $30.000; mesas ratonas de metal y vidrio, a $35.000; 100 copas con logo. a 200 cada una, y cubiertos de postre y de pescado al mismo precio, entre otros objetos.

Fuente: Clarín
15/09/2021 06:32

Los mejores hoteles del mundo en 2021

De la India a Kenia o Costa Rica, cuáles son los establecimientos elegidos por lectores de la publicación Travel + Leisure.

Fuente: La Nación
10/09/2021 16:36

Acuerdo millonario: Bill Gates compra la cadena de hoteles Four Seasons, ¿por cuánto?

La empresa estadounidense Cascade Investment LLC, propiedad de Bill Gates, adquirirá la participación mayoritaria de Four Seasons Hotels and Resorts, tras firmar un acuerdo por la compra de aproximadamente la mitad de la presencia del príncipe saudí Alwaleed bin Talal por US$2210 millones.El holding sirve para controlar múltiples inversiones en diversas compañías, entre las que se destacan Ecolab, Canadian National Railway y Berkshire Hathaway. En concreto, según se conoció este jueves, adquirirá el 23,8% de la participación del multimillonario príncipe en Four Seasons. Así, elevará su propiedad al 71,3%, lo que valorará la cadena hotelera en US$10.000 millones en términos empresariales.En tanto, el fundador de la cadena, Isadore Sharp, mantendrá el 5% que actualmente está en su cartera, según consignó la agencia Reuters. Si bien el príncipe tiene presencia en muchas empresas como Citigroup Inc (CN) y la empresa de transporte privado Lyft Inc (LYFT.O), su firma de inversión estuvo vendiendo sus participaciones en hoteles durante los últimos 10 años.En 2018, el príncipe Alwaleed fue liberado después de haber sido detenido en el hotel Ritz-Carlon con decenas de miembros de la realeza, altos funcionarios y empresarios como parte de la campaña anticorrupción de Arabia Saudita. En una entrevista posterior con la cadena Fox News, dijo que su detención estaba "perdonada y olvidada". Por otra parte, su firma de inversión, Kingdom Holding, indicó que utilizaría los ingresos en efectivo de la desinversión para futuras inversiones y para pagar una parte de los préstamos pendientes.Un patrimonio millonarioEl acuerdo ocurre en medio del multimillonario divorcio que lleva adelante Bill Gates con Melinda French Gates. La pareja anunció su separación en mayo luego de 27 años de matrimonio, lo que abrió la incógnita de cómo gestionarían su patrimonio y sus actividades. Según la revista Forbes, el empresario dejó de ser la cuarta persona más rica del mundo y ahora ocupa la quinta posición, con una fortuna de US$129.600 millones, mientras que su exesposa incrementó la suya hasta cerca de US$5700 millones.Conocé toda la información del mercado inmobiliario en LN Propiedades

Fuente: La Nación
09/09/2021 21:36

Bill Gates desembolsó US$ 2000 millones y se quedó con el control de la cadena de hoteles Four Seasons

NUEVA YORK.- El magnate Bill Gates dio otro paso importante y tomó el control de la cadena hotelera de cinco estrellas Four Seasons, valuada en 10 mil millones de dólares.Con una apuesta por la reanudación del turismo de lujo, la empresa que gestiona la fortuna del fundador de Microsoft, Cascade Investment, llegó a un acuerdo con Kingdom Holdings, la empresa de inversión encabezada por el príncipe multimillonario saudí Alwaleed bin Talal, para hacerse con la mitad de la participación por 2200 millones de dólares. Con esta participación, Gates -que controlaba el 47,5% del grupo- pasó a tener ahora el 71,25% de la prestigiosa cadena canadiense.En tanto, el príncipe saudí y hombre de negocios Al-Walid ben Talal conservará el 23,75% de las acciones en la empresa una vez que concluya la transacción, lo que está previsto para enero de 2022, según informó Four Seasons en un comunicado.El show previo a Argentina-Bolivia, por las Eliminatorias: Coscu, Los Totora, Goycochea y la ausencia de Ricardo IorioLa transacción sigue el divorcio entre Bill Gates y Melinda French Gates, cuyos detalles se desconocen en la división de activos. Sin embargo, Cascade continúa administrando la fortuna de Gates, pero también forma parte de la dotación financiera de la Fundación Gates, el gigante benéfico que la expareja fundó en 2000. Cascade y Kingdom Holdings unieron fuerzas en 2007 para comprar una participación en Four Seasons, cada una con el 47,5% por un total de $ 3.800 millones de dólares. El 5% restante de la empresa permanece en manos de Isadore Sharp, fundador de la cadena de hoteles de lujo.La pandemia ha afectado duramente a la industria hotelera, obligando a los hoteles a cierres prolongados. La propagación de la variante Delta ahora está complicando su reapertura: según una encuesta de la American Hotel & Lodging Association, muchos estadounidenses -el 42% de los 2.200 encuestados- cancelaron sus planes de vacaciones a mediados de agosto y actualmente no tienen planes de reprogramarlos.Creado en 1960, Four Seasons se ha convertido con el tiempo en una cadena de hoteles de lujo que cuenta actualmente con 121 hoteles y complejos hoteleros así como 46 propiedades residenciales en 47 países.Agencias ANSA y AFP

Fuente: Clarín
09/09/2021 20:12

Bill Gates invirtió más de 2.200 millones de dólares y se quedó con el control de la cadena de hoteles Four Seasons

El fundador de Microsoft amplió así de 47,5% a 71,25% su participación en la compañía.

Fuente: Infobae
04/09/2021 02:24

Stornelli impulsó una causa contra Migraciones y funcionarios de Axel Kicillof por aislar a viajeros en hoteles al regresar al país

Los denunciados fueron la directora del área Florencia Carignano, el ex ministro de Salud bonaerense y candidato a diputado Daniel Gollán y el jefe de Gabinete de Axel Kicillof, Carlos Bianco

Fuente: La Nación
02/09/2021 03:36

Volver del exterior. 5 buenos hoteles para hacer el aislamiento en las afueras de Buenos Aires

Como es sabido y hasta nuevo aviso, los viajeros que vuelven del exterior y tienen domicilio en la provincia de Buenos Aires tienen que aislarse a su cargo en un hotel habilitado durante cuatro noches -pueden optar entre una nómina de más de cien hoteles con distintos paquetes, propuestas de comidas y uso de instalaciones- y luego tienen que estar otros tres días en sus domicilios. Los gastos de los traslados también corren por cuenta de ellos.Antes de salir del país, deben completar una declaración jurada en la que asumen el compromiso de realizar dicho aislamiento y, antes de volver, deben reservar una habitación en alguno de estos hoteles.1. Howard Johnson ChascomúsChascomúsEl complejo es muy buscado por familias, por sus habitaciones grandes, el gran parque y sus buenos servicios.Sobre la laguna de Chascomús, es el hotel más lujoso de esta ciudad (a 115 km de Capital), ideal en plan familiar por su amplitud y la diversidad de servicios que ofrece. Tiene 120 habitaciones con balcones que miran hacia la laguna y un buen restaurante de donde despachan las cuatro comidas que reciben los aislados en sus habitaciones. Mientras tanto, funciona con normalidad para el resto de los huéspedes y el público general.La pileta del hotel, a pocos metros de la laguna de Chascomús.Con espacio de sobra para no amontanarse, el jardín de dos hectáreas es el gran atractivo de esta propuesta.EL DATO: Los huéspedes aislados tienen acceso al amplio parque y pueden permanecer allí, siempre que no tengan contacto con otros huéspedes. En cambio, no pueden utilizar las áreas comunes internas del hotel ni recibir visitas.La doble, por cuatro noches, $64.000 con pensión completa, sin bebidas.Loberia 738, Chascomús. T: (02241) 43-3243.2. La Bamba de ArecoSan Antonio de ArecoEl casco de la tradicional estancia, de arquitectura colonial, está rodeado de un gran parque. Una de las primeras estancias en abrir sus puertas al turismo, a 13 km de San Antonio de Areco, fue reacondicionada y propone vivir una experiencia a todo lujo bajo el estándar de Relais & Châteaux.Luego de atravesar una larguísima avenida flanqueada por plátanos centenarios, se llega al casco ubicado en el corazón de un gran parque. De arquitectura colonial, tiene varios edificios que albergan las diferentes suites con pisos de parquet, muebles antiguos, obras de arte tradicionales y puertas con acceso a los jardines circundantes.La galería de La Bamba, lugar privilegiado para disfrutar del infinito horizonte pampeano. (Cecilia Lutufyan /)La casa principal se despliega en torno a un patio central, con la torre de vigilancia rearmada para albergar la biblioteca y la galería, donde es posible pasar las tardes bajo los efectos hipnóticos del horizonte pampeano. Alrededor, están la cabaña, la casa del viñedo, las caballerizas, el comedor de verano y la posada, todas acondicionadas para recibir.EL DATO: más allá del extenso campo que la rodea, tiene coquetas habitaciones con jardín privado reservadas especialmente para estos huéspedes. No reciben menores de 12 años.La doble, u$s 735 con pensión completa.RP 41 y RP 31. San Antonio de Areco. T: (02326) 45-4895.3. Hotel City BellCity BellLas habitaciones están decoradas con muebles antiguos reciclados y balconean sobre un lindísimo jardín. (Estrella Herrera/)A diez minutos de la ciudad de La Plata, el hotel boutique ocupa una de las propiedades más antiguas de City Bell, localidad que alguna vez supo ser el destino de fin de semana donde los platenses tenían sus casas quintas. Hoy es un sitio con abundante verde e idiosincrasia propia. En la casa se respira un ambiente amable y elegante.Funciona en una de las propiedades más antiguas de City Bell y tiene un ambiente amable y elegante. (Estrella Herrera/)Las 21 habitaciones conservan algo del clima de antaño y fueron puestas a todo confort. Desde sus balcones se observa el jardín, un pequeño paraíso con una florida pérgola y jazmines que regalan su intenso perfume.EL DATO: el aislamiento se debe hacer sólo en la habitación y está prohibido el acceso a los espacios comunes. Se puede contratar sólo la noche con desayuno (desde $5.500 la doble) o pensión completa (desde $9.000 la doble) con las comidas del restaurante del hotel, wifi y estacionamiento.Diagonal 93 N° 173. City Bell. T: (0221) 472-4935.4. Hotel Villa VictoriaTigreVilla Victoria, el imponente palacete de Tigre reconvertido en hotel. (sofia Lopez Mañan/)Tras una fachada alta y blanca de la zona fundacional de Tigre, el palacete de 1920 alberga este hotel boutique cuyo nombre hace honor a la princesa heredera del trono sueco, Victoria. La iniciativa de transformar la casa en hotel fue de Alicia Genuardi y de su marido sueco Björn Fogstam, quienes de regreso de una estadía de más de tres décadas en el país nórdico pusieron manos a la obra.Una de las cálidas habitaciones del hotel, con vista al parque. (sofia Lopez Mañan/)En la casona comenzaron armando un precioso hotel de 5 habitaciones, número que con el tiempo fueron duplicando, y a las cuales les dieron nombres de personalidades suecas. Hoy, Björn no está más, pero Alicia sigue aplicando sus habilidades de arquitecta en la casona contigua de estilo normando, en la que sigue estrenando habitaciones a medida que las remodela. Dos piscinas, santarritas, palmeras, jazmines, limones y árboles centenarios invitan a disfrutar del cuidado jardín.EL DATO: Los huéspedes pueden disfrutar de la pérgola, galerías cubiertas de vegetación y el parque, respetando los protocolos de seguridad.La doble, por cuatro noches, $55.000, con pensión completa, estacionamiento y wifi.Av. Liniers 566. T: (11) 4731-2281/ (11) 4068-2211.5. Wyndham GardenOpen DoorEn Open Door, las 32 habitaciones del hotel están ambientadas a todo confort.A 18 km de Luján, el hotel es buena base para quienes necesiten un respiro sin alejarse demasiado de la ciudad. Diseñado bajo el formato de resort de campo, tiene el sello de calidad de la marca Wyndham, reconocida en el mundo entero.El hotel cuenta con 32 habitaciones ambientadas a todo confort y vistas al verde. Todas balconean sobre la cancha de polo propia, son generosas en dimensiones, luminosas y tienen un espíritu contemporáneo.Las habitaciones del resort de campo tienen la ventaja de ser muy amplias y todas miran al verde.Sólo con opción room service, el restó propio, La Perdiz, propone una carta de corte gourmet de campo, conEL DATO: se debe permanecer en la habitación, con la recompensa de ambientes amplios y grandiosas vistas al entorno. Sólo se puede optar por pensión completa, desde $23.300 la doble, con desayuno, almuerzo, cena y una bebida sin alcohol por comida.6 y Río Luján, Open Door. T: (011) 5275- 5402.Sample HTML block

Fuente: Clarín
24/08/2021 18:27

Murió Charlie Watts: la obsesión del baterista por dibujar camas de hoteles

Antes de ser un Stone, el artista trabajó en una agencia de publicidad y estudió arte.

Fuente: Ámbito
21/08/2021 12:20

Hoteles de Chapadmalal: cómo se recuperó el complejo ícono del turismo social

A partir del avance de la segunda etapa de obras de refacción ofrecerá cerca de 1.300 plazas en cuatro de sus nueve hoteles que estarán abiertos el próximo verano.

Fuente: La Nación
20/08/2021 10:36

Báez "alquiló" los tres hoteles de los Kirchner por $ 14,5 millones

Entre 2010 y 2011, el matrimonio Kirchner recibió más de $ 14,5 millones de Valle Mitre, la sociedad que gerencia sus hoteles y que controla Lázaro Báez, el gran beneficiario de la obra pública en la Patagonia, según consta en los registros internos contables de esa firma que pudo ver LA NACION.Los Kirchner recibieron cheques de Valle Mitre cada mes por el hotel Alto Calafate, con el que siete empresas de Báez firmaron acuerdos confidenciales y retroactivos. Pero también por la hostería Las Dunas (que en los papeles es de Báez) e incluso por el hotel Los Sauces, cuya gestión se encuentra en manos de la familia Relats. Aun así, Báez también hizo pagos millonarios por ese establecimiento.Sólo por el "alquiler" del Alto Calafate, el matrimonio presidencial recaudó más de $ 10,1 millones a través de Hotesur SA, la sociedad con la que controlan el hotel. De ese monto, más de $ 6,3 millones correspondieron a 2010 y $ 3,7 millones, al año siguiente, cuando ya había muerto el ex presidente.A esos desembolsos se sumaron más cheques de Valle Mitre por algo más de $ 4,3 millones durante esos dos años para Néstor y Cristina Kirchner. En sus registros contables los anotó por separado, en dos rubros a los que identificó como "Los Sauces -La Aldea" y "NCK -Las Dunas".Todos esos desembolsos de Valle Mitre constan en una planilla de Excel entregada a LA NACION. Titulada "Pagos Alquileres Unidades", durante años fue manejada por el equipo contable de Báez, que admitió la veracidad de los documentos.Báez calificó ayer esos registros de "papeles privados" de sus empresas al denunciarse ante la Justicia en Río Gallegos y anticipar que podría iniciar una "acción penal" por lo que definió como una "evidente violación del secreto fiscal". Pero en ningún momento adujo que esos documentos fueran falsos (ver aparte).Del análisis de esos registros, que LA NACION llevó a cabo con seis expertos antilavado, tributarios y contables durante los últimos meses, surgen varios rasgos sospechosos, que podrían configurar los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito y evasión tributaria agravada.En el caso de Los Sauces, los Kirchner lo controlaban a través de una sociedad anónima del mismo nombre en la que cada uno poseía el 45% de las acciones. En Internet, se presenta como "el hotel de lujo de El Calafate", con 42 suites distribuidas en seis "casas patagónicas".Años atrás, Los Sauces fue el centro de una causa penal cuando trascendió que la familia Relats, dueña del Panamericano en Buenos Aires les pagaba a los Kirchner un alquiler de US$ 105.000 por mes -luego acordaron un valor más bajo- por gerenciar ese hotel, al mismo tiempo que eran beneficiarios de obra pública nacional. Esa investigación no prosperó.Sin embargo, y por algún motivo que no surge de los documentos del Grupo Báez que obtuvo LA NACION, la gerenciadora Valle Mitre acumuló las anotaciones sobre facturación y cheques correspondientes a Los Sauces junto a los de otro hotel, La Aldea, en el Chaltén. En ese hotel, a su vez, como dueños aparecen Leandro Albornoz -el escribano de Báez que figura como accionista de Valle Mitre- y Adrián Berni, máximo ejecutivo de esa gerenciadora. Pero ni Albornoz, ni Berni, ni La Aldea en sí emitieron las facturas por las cuales Valle Mitre pagó todos los meses. En todas figura Los Sauces como emisora.¿Acaso la firma Valle Mitre les pagó a 19 cheques a Los Sauces durante 2010 y mediados de 2011 como forma de colaborar con Relats en el pago de su canon mensual a los Kirchner? ¿O Valle Mitre cubrió por sí misma ante los Kirchner parte de ese alquiler?En la misma línea que con Los Sauces, Valle Mitre registró pagos a Néstor Kirchner por más de $ 3,2 millones entre 2010 y 2011 por el "alquiler" del hotel Las Dunas que, por lo menos en los papeles, controla Báez, según reveló ayer LA NACION. Y a eso se suman los $ 10,1 millones que los Kirchner cobraron por el Alto Calafate, cubiertos por los acuerdos confidenciales y retroactivos que siete empresas de Báez firmaron con la gerenciadora, como este diario informó anteayer.Pero eso no es todo. Del análisis de la planilla "Pagos Alquileres Unidades" de Valle Mitre surgen más datos en común sobre los pagos a los Kirchner por los tres hoteles. El primero, que se libraron cheques desde principios de 2010 y hasta julio de 2011, poco después de que se formalizó la declaratoria de herederos del ex mandatario.Herencia de NéstorA partir de ese momento, ya no constan en esos registros facturas emitidas bajo el nombre de Kirchner y con su número de CUIT. Por entonces se formalizó el reparto de sus bienes y acciones entre sus hijos Máximo y Florencia, y su viuda, Cristina Fernández. Como fruto de esa herencia, la Presidenta informó en su declaración jurada patrimonial correspondiente a 2011 que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) que acumulaba participaciones en tres sociedades: Los Sauces SA, Co Ma SA y Hotesur SA. Pero no hay alusión alguna a los hoteles Las Dunas y La Aldea o sus sociedades controlantes.El segundo dato común a los pagos de alquileres por Hotesur, Los Sauces-La Aldea y NCK-Las Dunas es que en los tres casos se emitieron facturas tipo "A" -es decir, responsable inscripto ante la AFIP-, se retuvo un monto por el impuesto a las ganancias y siempre se dejó un pequeño remanente como "saldo de cuenta corriente".De ese modo, los cheques que emitió Valle Mitre cada mes fueron por $ 469.272 para "Hotesur-Alto Calafate", por $ 68.062,50 para "Los Sauces-La Aldea" (valor que se redujo a $ 45.497 a partir de julio de 2010) y $ 177.172 para "NCK-Las Dunas".Con la colaboración de Mariela Arias, corresponsal en Santa CruzDesmentida del GobiernoEsta madrugada, la Secretaria General de la Presidencia difundió, a través de la agencia oficial Télam, lo que definió como una "desmentida" a la información publicada, ayer, por LA NACIÓN sobre el "alquiler" que el empresario Lázaro Báez hizo de la hostería Las dunas, en El Calafate. Llama la atención el tiempo que pasó entre la publicación de esa información y la reacción del Gobierno.A continuación, el texto completo del cable de Télam:La Secretaría General de la Presidencia salió al cruce de las "falsas afirmaciones efectuadas por el diario LA NACIÓN y repetidas por Clarín" respecto a un inmueble declarado por el ex presidente Néstor Kirchner en El Calafate, señalando que las publicaciones "intentan poner en duda la legitimidad, legalidad y honestidad de actos económicos privados" de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.En ese sentido, el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, brindó una desmentida a través de un comunicado dado a conocer "por expresas instrucciones de la Primera mandataria", que lleva como título "Siguen mintiendo, siguen difamando".Así, el texto asegura que "no es la primera vez" que se producen las publicaciones falsas respecto al matrimonio Kirchner, ya que "durante muchos años (Néstor Kirchner y la Presidenta) han recibido y siguen recibiendo un tratamiento injuriante por parte de estos medios".Respecto a la denuncia de LA NACIÓN y Clarín, Parrilli indicó que "la Hostería Las Dunas, que corresponde a un nombre de fantasía, es la denominación que se le asigna al inmueble identificado como C1A, en la localidad de El Calafate, Provincia de Santa Cruz".Ese inmueble, explica "fue declarado por el Presidente Néstor C. Kirchner desde su adquisición en Febrero del año 2008, tanto en las Declaraciones Juradas presentadas ante la AFIP como en la Oficina anticorrupción".A la vez, agrega que "a partir del fallecimiento del Presidente Néstor C. Kirchner, dicho inmueble está incluido en la Declaración Jurada que la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner presenta anualmente ante la AFIP y ante la Oficina Anticorrupción, siempre en el porcentaje que le corresponde debido al carácter ganancial que el bien tuvo".También detalla que "las rentas obtenidas por la locación de este inmueble a la firma Valle Mitre S.A. también han sido declaradas dentro del conjunto de rentas por locación de inmuebles del ex presidente Néstor Kirchner ante los organismos indicados precedentemente".Por otra parte, expresa que "desde la declaratoria de herederos, la Presidenta de la Nación declara los ingresos de esta locación, en el porcentaje que le corresponde de dicha renta""Que el diario LA NACIÓN desconozca las normativas fiscales en cuanto a la forma de declarar un inmueble, que debe hacerse correctamente indicando su ubicación geográfica y no por su nombre de fantasía; no puede sino merecer el mayor de los repudios ya que evidencia una clara, mala y deliberada intención de generar confusión y un manto de sospecha, como es la idea que ocultaban u omitían declarar este inmueble", expresa.Por otra parte, invita a "quien quiera tomar el tiempo de analizar las declaraciones juradas de ambos Presidentes presentadas siempre públicamente en tiempo y forma podrán observar que el inmueble identificado como C1A en El Calafate (Santa Cruz), ha sido declarado siempre y desde su adquisición".Asimismo, prosigue,"quien quiera corroborar que la nomenclatura catastral corresponde al citado bien lo podrá hacer y lo más importante es que quien realice este camino podrá comprobar la falsedad de lo afirmado por el diario LA NACIÓN y repetido hasta el cansancio por Clarín-TN"."Desde Skanska, hasta bóvedas gigantes donde se almacenaban miles de millones de euros o dólares, pasando después a viajes misteriosos a exóticos paraísos fiscales -que se publicaban en el Boletín Oficial de la Nación-, y ahora a bienes y rentas que figuran declarados desde el año 2008 tanto en las declaraciones juradas presentadas ante la AFIP y ante la Oficina Anticorrupción, y por los que además se tributaron y tributan impuestos; la mentira y la difamación parecen no tener fin", resalta el comunicado.Además, indica que "ambos Presidentes han sido los más denunciados por las empresas mediáticas, dirigentes opositores, ONGs o ignotos personajes y han sido investigados como ningún otro ciudadano por la justicia argentina", aunque "lo curioso y llamativo es que siempre las denuncias NO versan sobre bienes ocultos que de repente alguien descubre, sobre cuentas o bienes en el exterior no declarados, o por niveles de vida que no se condicen con sus ingresos"."Al contrario, siempre fue sobre lo que figura en sus propias declaraciones juradas, presentadas y firmadas por ambos y en base a las cuales se abonaron todos los impuestos", indicó el texto difundido por la Secretaría General.Por último, se señala que "sería bueno que estos medios pusieran el mismo celo investigativo respecto de las declaraciones juradas de los dirigentes y funcionarios de todo el arco político y de todos los Poderes del Estado, así como también informen quiénes son los que nunca presentaron una declaración jurada".Agrega que "sería bueno que alguien también publicara lo que ambos pagaron de impuestos y lo compararan con lo abonado por otros dirigentes cuyo nivel de vida, propiedades, viajes al exterior, etcétera, no se compadece, ni mínimamente, con lo que declaran. Sin tener en cuenta que muchos de ellos nunca presentaron una declaración jurada, y nadie dice nada""."Cuesta creer que a tanto periodismo 'de investigación se le escapen estas cosas. El diario 'LA NACIÓN y el multimedio de Magneto -Clarín, TN, Radio Mitre, etcétera, nuevamente han mentido con la única intención de difamar y desprestigiar al ex presidente y a la actual presidenta de la Nación, al mejor estilo del fascismo: miente, miente que algo quedará", finaliza el texto.

Fuente: La Nación
18/08/2021 10:00

Los nuevos hoteles que funcionan en vagones reciclados

Los trenes tienen un secreto encanto. Quizás por eso dormir en un vagón es una opción para viajeros dispuestos a cambiar las cuatro paredes de un cuarto de hotel por una experiencia nueva.La mística de los viajes en tren, esos que llevaban a regiones lejanas, donde todo podía suceder motivó a trotamundos de todos los tiempos, incluso es un tema recurrente en la literatura. Algo de ese micro mundo fantástico que ocurre dentro de un tren funciona en el imaginario de los que eligen pasar las vacaciones en un vagón-hotel.En nuestro país hay varias alternativas armadas en vagones de antiguos trenes, casi siempre adquiridos en los remates o bien construidos a imagen y semejanza de los originales. En casi todos los casos la propuesta es sencilla, y las comodidades son acotadas. En otros pocos, la ambientación fue realizada echando mano de algunos lujitos, pero siempre es necesario un cambio de mirada para disfrutar la experiencia.Vagón 7 lagos. Villa La Angostura.Aquí van algunas opciones para animar a los viajeros a probar algo nuevo en las próximas vacaciones. Alternativas en las lomas entrerrianas, en las sierras cordobesas, en un rincón del la ruta de los Siete Lagos y muy cerca de la ciudad, en San Antonio de Areco.Entre RíosLa Aurora del PalmarLos vagones que son seis están emplazados en una Reserva Natural Privada de 1.500 hectáreas de campo entrerriano, 45 km al norte de la ciudad de Colón.El sitio ubicado muy cerca del ingreso al Parque Nacional El Palmar comparte un paisaje similar, entre sus tesoros naturales cuenta con un importante sector de palmeras Yatay de 300 años de antigüedad.Los vagones fueron acondicionados para recibir en diferentes modalidades de alojamiento. Los camarotes son más pequeños y ocupan solo un sector del vagón. Cuentan con baño privado y terraza individual. Los vagones de cola, por su parte, son cuartos que ocupan un vagón integro, resultan más espaciosos, tienen balcón y baño propio. Todos están provistos de aire acondicionado frío-calor.La Aurora del Palmar forma parte de las áreas protegidas provinciales desde 2001. Dentro de los límites de la propiedad, atravesada por el río Palmar, se encuentra una extensión importante de selva en galería, también hay sectores de pastizales, espinales y humedales protegidos donde habita gran variedad de fauna silvestre.En los cuartos se advina el origen ferroviario, una estructura que abundan en buenas maderas.Aquí se realizan también actividades agropecuarias, siempre con un manejo responsable para intervenir lo menos posible en el medio natural. De este modo el viajero tendrá la oportunidad de disfrutar no solo la naturaleza en estado puro y sino además contactarse con el tipo producción regional.Cabalgatas, paseos en canoa y safaris interpretativos son algunas de las actividades que se ofrecen, además de talleres de artesanías y reciclado, visitas a la huerta orgánica, fogones recreativos y salidas nocturnas, programas todos pensados para las estadías familiares.Excursión por la reserva de palmeras Yatay.En el restaurante Panorámico se pueden saborear platos regionales, es el caso de algunas recetas a base del fruto de la palmera Yatay. También se elabora vino con las uvas propias y el menú abunda en verduras y hortalizas de la huerta.El sitio cuenta con un sector de camping y una casona para aquellos que prefieran dormir en un versión más tradicionalP.N. Nahuel HuapiVagón 7 Lagos El vagón está ubicado en un rincón mágico del P.N. Nahuel Huapi.El año pasado las cosas no andaban muy bien para Graciela Viera. Su vagón instalado en Villa La Angostura donde vendía artesanías de su autoría, -ropa de diseño y objetos en alambre- había estado cerrado casi todo el tiempo por la pandemia.Entonces, su amiga Mariana Quintupuray le propuso trasladar el vagón junto a la hostería familiar en el Camino de los 7 Lagos y asociarse en un nuevo emprendimiento. Pidieron autorización a Parques Nacionales y con el visto bueno mudaron el vagón desde el corazón de la villa hasta la orilla del Lago Correntoso.Aquí, a 35 km del pueblo, viven los Quitupuray desde hace más de cien años: armaron una hostería y un camping que funciona de acuerdo con las normas vigentes en Parque Nacionales.El dormi vagón de los 7 Lagos es en realidad una réplica realizada a imagen semejanza de un gemelo en Mar del Plata. Se emplazó sobre un pequeño desnivel a unos 5 o 6 metros de lago, sobre una preciosa playita patagónica; alrededor la magia arbórea de los coihues, radales y lengas crean un ambiente propicio para el ensueño.Vista privilegiada al lago Correntoso.Por dentro los interiores fueron reacondicionados gracias al talento de artesana de Graciela con objetos que fue encontrado, por ejemplo, hizo una lámpara con la base de un antigua licuadora.El sitio está preparado para cuatro personas, cuenta con una cama doble y un futón de dos plazas. Afuera tiene un fogón propio con un juego de mesa y sillas para disfrutar las comidas a la luz de las estrellas. Por ahora los huéspedes usan los baños del camping familiar ubicado a 50 metros, pero para la próxima apertura, en noviembre con el inicio de la temporada de pesca, ya contarán con un baño seco propio. Hay luz eléctrica pero no internet, aunque a veces se producen mágicas conexiones con algunos proveedores cercanos. Sin embargo, no resulta esencial con tanta belleza alrededor.San Antonio de ArecoGüiraldes B&BDesde que volvió al pueblo de su tío bisabuelo el escritor Ricardo Güiraldes, Consuelo Pueyrredon Güiraldes traía un viejo proyecto en mente, construir su casa y un vagón de tren para recibir. Miró cientos de fotografías y finalmente diseñó el tren de sus sueños, una idea que hizo realidad gracias a un equipo de carpinteros de la zona. Lo construyó en madera con todos los detalles de un modelo antiguo: ventanas con guillotina, manijas de bronce, molduras ferroviarias, además se eligió cuidadosamente los detalles de ambientación que trasformaron el interior en un sitio muy agradable.En las afueras de San Antonio de Areco, Güiraldes B&B recibe a los viajeros con ganas de nuevas experiencias.Ubicado en el Barrio Altos de Areco, a unas 25 cuadras del centro, Güiraldes B&B cuenta con un único vagón provisto con una pequeña cocina equipada y baño completo con bañera. El cuarto está preparado para dos y el sofá cama en el living puede admitir dos pasajeros más. El sitio está provisto de luz eléctrica y aire acondicionado frío-calor. Los viajeros reciben desayuno de cortesía y blanco.Afuera, un tanque australiano promete un refugio para los días de calor pampeano. A un lado, una primorosa casita diseñada al modo de las antiguas viviendas de los guardabarreras, guarda los utensilios necesarios para la vida en el agua.VaguesLos Vagones de ArecoLos vagones de Areco y la magnífica visión del campo.Durante 10 años Arturo Figueroa, alma "pater" del proyecto, buscó vagones de tren en los rincones más insólitos del país. "Nuestra idea era conseguir ejemplares en buen estado para traerlos al campo. Aquí los remodelamos y los transformamos en un cuarto de hotel con banÌ?o privado, pero sin perder la esencia ferroviaria, incluso algunos tienen las paredes internas de madera original", nos cuenta.Hoy tienen seis vagones: un furgón de cola donde se armó la suite principal, un coche de pasajeros que alberga 4 suites y un vagón de carga donde se acondicionaron otros dos cuartos más. El vagón comedor conservó su uso ya que allí se sirven los desayunos y las cenas. Mientras tanto se encuentran trabajando en dos vagones de la línea B de subte donde piensan inaugurar una alternativa que además del cuarto cuente con living y cocina al estilo apart.El bar del vagón comedor .Los Vagones de Areco está ubicado a unos 7 km de la estación de ferrocarril de Vagues, muy cerca de Areco, se desarrolla bajo el concepto de hotel rural. Cada una de las siete suites que, fueron ambientada con un tono diferente pero siempre con muebles de época y cuentan con aire acondicionado frío-calor,un deck privado con vistas al campo y wifi para trabajar en versión farm office, un modismo que inventó un amigo de la casa, muy adecuado a los tiempos que corren.Cuartos de ambientes nobles y cuidados.Al mediodía se puede disfrutar un delicioso asado a leña y después llegar hasta el museo de antigüedades propio. Andar a caballo o llegar en plan caminata hasta le arroyo son los mejores planes para el resto de la jornada. Al caer la noche nada mejor que reunirse alrededor del fogón, siempre encendido a esa hora, para saborear una copa de vino tinto a la espera de una cena criolla.NonoEstación SerranaUno de los vagones de Estación Serrana en tierra cordobesa.Ubicado en la localidad de Arroyo Los Patos a 3 km de Nono en el valle cordobés de Traslasierra, este complejo ofrece varios vagones reciclados y algunas cabañas.Se trata de un conjunto temático que cuentan con seis vagones de principios del silgo XX. Algunos fueron furgón de cola del Ferrocarril Belgrano Norte, y otros fueron furgones de carga general del Ferrocarril Mitre.Cada uno fue diseñado con un cuarto y un estar grande con TV y dos camas marineras. Todos tienen baño privado y kichinette. Durante el verano Estación Serrana ofrece a sus huéspedes un parador exclusivo sobre rio Los Sauces ubicado a 500 metros, con baño, asadores y cochera cubierta para disfrutar del agua con todas las comodidades>

Fuente: Infobae
13/08/2021 11:52

Más de 300 viajeros no cumplieron con el aislamiento en hoteles bonaerenses: las excusas más comunes y las trampas para esquivar los controles

Representa un 10% de los residentes de la provincia de Buenos Aires que se fueron del país después del 1° de julio y ya regresaron

Fuente: La Nación
13/08/2021 00:00

Hoteles de Chapadmalal. Fueron furor con Perón y, luego de años de abandono, comenzaron a restaurarlos

Los hoteles de Chapadmalal, donde millones de familias pasaron sus primeras vacaciones frente al mar, no fueron ajenos a la desidia y al abandono que sufrieron los centros vacacionales de la década del 40 y del 50. El complejo de tejas rojas está en ruinas y saqueado. Las paredes descascaradas esconden una larga historia de promesas incumplidas. Ahora, con una inversión de 1.630 millones de pesos, Chapadmalal comenzó a ser rescatado del olvido con un plan integral de modernización y puesta en valor a cargo del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación.Chapadmalal quiere ser el José Ignacio de la ArgentinaChapadmalal ocupa casi 75 hectáreas de bosques de pinos y playas tranquilas con acantilados y fuertes olas. Está sobre la ruta 11, a media hora de Mar del Plata y a 15 minutos de Miramar, en una zona ideal para el surf, que viene creciendo, con nuevas casas, barrios cerrados y emprendimientos en los alrededores. Tiene capacidad para 4.000 plazas. Posee nueve hoteles, con tres plantas y pabellones de una cuadra y media de longitud cada uno, 19 bungalows o chalets, un polideportivo y los edificios de administración, correo y ermita.Chapadmalal ocupa casi 75 hectáreas de bosques de pinos y playas tranquilas con acantilados y fuertes olasSu estilo es monumentalista, con edificios de grandes dimensiones, un tipo de arquitectura nacida con el fascismo europeo pero luego elegida en países democráticos como los Estados Unidos o Francia. Según cálculos estimativos, el balneario tendría alrededor de 100.000 metros cuadrados construidos. A esto hay que sumarle la Residencia Presidencial de Chapadmalal, lindante a los hoteles, utilizada por todos los presidentes. Con Mauricio Macri este sector pasó a depender directamente de Presidencia. Su esposa Juliana Awada fue la última en remodelar la casona. LA NACION intentó ingresar al sitio pero una tranquera de madera despintada prohíbe pasar.ClausurasSi bien algunos hoteles funcionaron en forma parcial hasta antes de la pandemia, otros estuvieron clausurados durante más de 20 años. Sin embargo, esta temporada de verano serán reabiertos los N 1, 2, 5 y 9 con 1000 plazas disponibles. En el 2022 será el turno del 6, 7 y 8. Al 4 le tocará en el 2023 y finalmente será el turno del 3, gracias a un financiamiento externo, en el 2024, informó el ministerio de Turismo, propietario de la unidad."Estamos llevando adelante una inversión histórica para reparar años de desidia. Estos emblemáticos hoteles forman parte de nuestro patrimonio arquitectónico, histórico y emocional, y los estamos poniendo en valor para que cada vez más argentinos y argentinas puedan disfrutar del derecho a vacacionar", dijo a LA NACION Matías Lammens, titular del ministerio.El complejo de tejas rojas está en ruinas y saqueado; las paredes descascaradas esconden una larga historia de promesas incumplidas (Mauro V. Rizzi/)"¿Cuántos hoteles en el mundo hay en los que te levantás a la mañana, te ponés la malla y las ojotas, y caminás tan solo unos pocos metros desde tu habitación para disfrutar el mar? Los pocos de ese tipo cuestan fortunas, son impagables", asegura con orgullo Lautaro Rompato Oviedo, maestro mayor de obras. El hombre abre con dificultad las persianas de madera rotas en una de las habitaciones, donde se ven paredes descascaradas, guano de paloma, grafitis, humedad, y el parquet de Canadá levantado. Contempla el mar en toda su extensión y las playas públicas del centro turístico. "Desde acá podemos ver hacia el norte la playa presidencial de Chapadmalal y hacia el sur, los edificios de Miramar. Y lo más lindo es ver pasar las ballenas", dice durante una recorrida por el complejo, donde se observa un fuerte contraste entre los edificios ya recuperados y los que permanecen en ruinas.En el año 1945, justo antes de la primera presidencia de Juan Domingo Perón, se firmó el decreto impulsando la construcción de una ciudad balnearia en Chapadmalal (Mauro V. Rizzi/)Las obras comenzaron en los edificios más cercanos a la orilla, con varias salidas al mar. Son categoría A, con baño privado. Allí, y por primera vez en 80 años, unos 60 operarios cambian caños de luz, de plomería, quitan grafitis, pintan maderas y paredes, recuperan el brillo de la confitería, hidrolavan las piedras exteriores oriundas del lugar, devuelven el color rojizo a las tejas e instalan baños accesibles, ascensores, estufas y aire acondicionados. Una de las tareas que demanda más tiempo es la carpintería. "Las ventanas, los postigos y los revestimientos exteriores, están muy dañados por estar expuestos al mar", explica la arquitecta Lorena Ruhl, a cargo de las tareas.Unos 60 operarios cambian caños de luz, de plomería, quitan grafitis, pintan maderas y paredes, recuperan el brillo de la confitería, hidrolavan las piedras exteriores oriundas del lugar, devuelven el color rojizo a las tejas e instalan baños accesibles, ascensores, estufas y aire acondicionados (Mauro V. Rizzi/)El hotel en peor estado es el 3, cerrado desde 1995, invadido por miles de palomas, a oscuras y con un olor nauseabundo. Allí se alojaban 600 chicos y tenía en ambos extremos de los pabellones las habitaciones de los celadores. Este edificio era el único destinado a alojar a chicos en situación de pobreza que llegaban al lugar en un ómnibus de la Fundación Eva Perón, un vehículo Mercedes Benz que está siendo restaurado para exponer en el museo del lugar. El proyecto de puesta en valor fue aprobado por la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, ya que Chapadmalal es Monumento Histórico Nacional.HistoriaEn el año 1945, justo antes de la primera presidencia de Juan Domingo Perón, se firmó el decreto impulsando la construcción de una ciudad balnearia en Chapadmalal para ser usada por los empleados públicos nacionales y trabajadores de todas las disciplinas pagando precios módicos. También estaba destinada a los niños, ancianos y discapacitados, que accedían en forma gratuita. Estos complejos graficaron el pasaje de un turismo sólo reservado a la clase alta de fines del siglo XIX y primera mitad del siglo XX a un turismo masivo para la clase media y un turismo social para la clase baja en la segunda mitad del siglo XX.El complejo posee nueve hoteles, con tres plantas y pabellones de una cuadra y media de longitud cada uno, 19 bungalows o chalets, un polideportivo y los edificios de administración, correo y ermita (Mauro V. Rizzi/)El concepto se refleja en la arquitectura de Chapadmalal que "pareciera ser más el resultado de una actitud pragmática que el deseo de una necesidad expresiva particular", dice el profesor de historia de la arquitectura Julio Valentino. La idea de "construcción en serie" potencia la racionalización en la elección de los materiales y técnicas constructivas. Es insoslayable la referencia a los barrios residenciales del primer período peronista, los denominados "chalets californianos", que se observan a lo largo de toda Argentina. "Los techos de tejas coloniales, la articulación de volúmenes de diferentes alturas, el uso del ladrillo visto y el ritmo de las aberturas son las características más evidentes de esta arquitectura", agrega Valentino.Sin embargo, con el tiempo, los grandes hoteles fueron quedando en desuso para terminar casi en ruinas. Luego de finalizada la segunda presidencia de Perón, hubo una reconversión del turismo social que impactó en el complejo. Los sucesivos gobiernos dejaron sin efecto la estructura de prestaciones y transferencias de recursos provocando un lento desgaste de los hoteles. Con la vuelta de la democracia se intentó reactivar el sistema, pero el turismo ya había cambiado y la crisis económica perjudicó el mantenimiento de los complejos, que demandaban grandes montos para seguir funcionando.Recién a partir del año 2003 comenzó cierta reactivación del turismo estatal reestableciendo la infraestructura y las actividades de la Unidad. Pero las inversiones requeridas seguían siendo muy superiores a las recaudaciones destinadas al sector. A esto se sumó la pandemia, empeorando aún más la situación que recién ahora empezó a ser revertida.

Fuente: La Nación
09/08/2021 20:36

Ranking. Cuáles son los 10 hoteles más raros del mundo y cuánto cuesta hospedarse en ellos

La variedad de hoteles que hay en el mundo es inmensa, y son muchos los factores que inciden a la hora de ganar reconocimiento internacional. Sin embargo, existen algunos establecimientos que se destacan más allá de la comodidad, el precio, o la ubicación, y rompen los límites de la imaginación arquitectónica.Proponen plantar y proteger un millón de árboles para mitigar el calentamiento globalA continuación, un ranking de diez hospedajes que marcan tendencia a nivel global, fruto de la creatividad y la innovación:1. Faralda Crane HotelEn el centro de Ámsterdam, Holanda, sobresale una colorida grúa NDSM 13, que es nada más y nada menos que el extravagante Faralda Crane Hotel. La inauguración tuvo lugar en 2013, de la mano de su creador, Edwin Kormann Rudi, un desarrollador de proyectos inmobiliarios que convirtió la oxidada máquina industrial en tres suites de estilo bohemio y chic.Faralda Crane Hotel por dentro: habitaciones de 35 metros cuadrados y un jacuzzi en la terraza (Facebook Faralda Crane Hotel/)Tras la remodelación y recuperación de las partes, se posicionó como uno de los hospedajes más exclusivos de los Países Bajos. Cada habitación está a más de 30 metros de altura, y ofrece una vista panorámica del Río Ij, y la zona del puerto. Otro de los atractivos es el jacuzzi ubicado en una terraza externa. Sin embargo, el precio de la experiencia por noche es bastante alto, ya que ronda los 1000 dólares.2. Dog Bark Park InnEn la autopista 95 de Cottonwood Idaho, Estados Unidos, llaman la atención dos perros beagle gigantes en medio de la nada. Los artistas conocidos como Dennis & Frances crearon Dog Bark Park Inn, y aunque originalmente era un lugar para exhibir y vender sus esculturas caninas de madera, se transformó en un hospedaje.El hospedaje en forma de perro beagle funciona como casa de huéspedes durante siete meses (Facebook: Dog Bark Park Inn Bed & Breakfast/)Se encuentra abierto desde el 1 de abril al 31 de octubre y funciona como una casa de huéspedes con capacidad para cuatro personas. Las habitaciones también están decorados con imágenes y objetos del mejor amigo del hombre, y en su sitio web aclaran que está permitido hospedarse con mascotas, siempre y cuando "sean educadas".El Dog Park Inn está diseñado para los amantes de los perros incluso en el interior (Facebook: Dog Bark Park Inn Bed & Breakfast/)La casa de las apariencias: la venden por un millón de dólares pero en su interior guarda un secreto3. Hotel Costa VerdeUno de los hoteles más singulares de Costa Rica es el resort sustentable Costa Verde, donde un avión Boeing 727 suspendido en medio del paisaje selvático llama la atención de los turistas. El hospedaje sumó la especial habitación en 2009, cuando finalizó la remodelación de un viejo fuselaje fabricado en 1965 que rescataron del aeropuerto de San José.Dormir en el aire sin volar: un avión remodelado es una de las habitaciones estrella del hotel Costa Verde (Facebook: Costa Verde/)Los dueños aseguran que pagaron 1 dólar por la avioneta, pero la recuperación y transformación costó 500.000 dólares. Una vez inaugurado se convirtió en la habitación más cara del catálogo, ya que en temporada alta ronda los 800 dólares por noche. A 150 metros de altura, con vistas a la playa de arenas blancas, y al Parque Nacional Manuel Antonio, la suite de lujo está revestida con muebles de teca tallados a mano procedentes de Indonesia.A la derecha el momento en que trasladaron las piezas del fuselaje del avión, y a la izquierda las habitaciones por dentro ya renovado (Facebook: Costa Verde/)4. Tianzi HotelEl Tianzi Garden Hotel que se encuentra en la provincia de Hebei, China, obtuvo en 2001 el récord Guinness por poseer la imagen humana más grande del mundo representada en un hospedaje, de 41,6 metros. El edificio de 10 pisos evoca la forma de tres dioses chinos: Fu, Lu y Shou, que simbolizan la buena fortuna, la prosperidad y la longevidad, respectivamente.El hotel Tianzi tiene la imagen de tres dioses chinos a lo largo de los diez pisos del edificio con gran variedad de habitaciones (Facebook Tianzi Hotel in Zhangjiajie China /)La suite presidencial, ubicada en el noveno piso, tiene la forma de un melón, ya que fue construida en la palma de una de las manos de las deidades que se remontan a la dinastía Ming [que reinó entre 1368 y 1644]. Inaugurado en el 2000, fue ganando popularidad por la posibilidad de "dormir dentro un dios chino", y la mística alrededor del lugar aumenta cuando los huéspedes conocen el significado de "tianzi", que se traduce como "hijo del cielo".5. Giraffe ManorEn la ciudad de Nairobi, la capital de Kenia, se destaca Giraffe Manor, la propiedad insignia de la cadena The Safari Collection. Tal como su nombre lo indica, en esta casa de campo las estrellas son las jirafas: en 2009 Mikey y Tanya Carr-Hartley compraron la propiedad y decidieron convertirlo en un centro de conservación y santuario para las especie de Rothschild, que se encuentra en peligro de extinción.Giraffe Manor, una especial propuesta donde las estrellas son las jirafas (Facebook Giraffe Manor /)Desde ese momento una manada de doce jirafas deambula por los alrededores del edificio. Por eso no es de extrañar que uno de estos mamíferos emblemáticos de África asome la cabeza por una ventana. El costo de la estadía por noche comienza en los 875 dólares y asciende hasta los 3000, dependiendo la suite elegida.El hotel Giraffe Manor se ubica en África, en Nairobi, la capital de Kenia (Facebook Giraffe Manor /)Apretados: cómo es vivir en uno de los micro departamentos de 9 metros cuadrados de Tokio6. Hotel de Vrouwe van StavorenEn el antiguo puerto de Stavoren, Holanda, captura todas las miradas el Hotel de Vroowe van Stavoren. Los dueños tuvieron la creativa idea de remodelar barriles de vino de 14.500 litros y transformarlos en cuatro habitaciones para dos personas con comodidades estándar.El hotel Vrouwe van Stavoren optó por el reciclaje de barriles de vino y se destaca al norte de los Países Bajos por su iniciativa (Facebook Hotel Vrouwe van Stavoren/)Luego sumaron otras ocho barricas de 23.000 litros con accesorios de lujos, como jacuzzi, sauna y ducha escocesa. Desde su sitio web promociona la opción de dormir dentro de un enorme barril y disfrutar de una copa de tinto por 240 dólares la noche, y 415 dólares por dos noches.Dormir dentro de un barril de vino ahora es posible en el Hotel Vrouwe van Stavoren (Facebook Hotel Vrouwe van Stavoren/)7. Hotel Palacio de SalA orillas del Salar de Uyuni, ubicado en Bolivia, se encuentra el Hotel Palacio de Sal, considerado el primer hotel de sal del mundo. La edificación cuenta con una sala de estar, un comedor, un bar y 15 habitaciones hechas enteramente de bloques de sal.El Palacio de Sal es el primer hotel del mundo hecho de bloques de sal y se encuentra en Bolivia (Facebook: Hotel Palacio de Sal - Bolivia/)Originalmente fue construido en 1998 a 350 kilómetros al sur de la ciudad de La Paz. En 2004, el hotel fue trasladado a orillas del salar, donde se combina lo exótico, lo moderno y lo autóctono sobre 4500 metros cuadrados, a 25 km de la ciudad de Uyuni. Actualmente el precio varía desde los 13.000 pesos argentinos la noche hasta los 23.000.En el techo de las habitaciones están a la vista los ladrillos de sal utilizados para la construcción del edificio (Facebook: Hotel Palacio de Sal - Bolivia/)8. Hotel JeÅ¡tÄ?dEn la cima del monte JeÅ¡tÄ?d cerca de Liberec, República Checa, yace una edificio que llama la atención por su forma de "nave espacial". En realidad se trata del primer hotel que combina una torre transmisora de señales de televisión y un hospedaje a 1000 metros sobre el mar, con vistas únicas desde las alturas.Hotel JeÅ¡tÄ?d (Facebook: Hotel JeÅ¡tÄ?d /)El Hotel JeÅ¡tÄ?d original se incendió en 1963, y se trataba de un complejo de cabañas. Allí vio una oportunidad el arquitecto Karel HubáÄ?ek, que propuso su ambicioso diseño, donde no solo transmitirían contenidos sino que habría un restaurante y 14 habitaciones para un total de 56 huéspedes. La creación fue tan original que recibió el Premio del Perret de la Unión Internacional de Arquitectos.Convierten un búnker de la Segunda Guerra Mundial en una casa escondida en el bosque9. The MurakaConsiderada la primera villa submarina, el hospedaje The Muraka de las Islas Maldivas ofrece dormir en habitaciones construidas en las profundidades. Sumergido cinco metros en el Océano Indico, cada suite cuenta con todos los lujos, incluyendo un mayordomo privado las 24 horas.Habitaciones submarinas: Dentro del resort de Conrad Maldives se encuentra The Muraka, el primer hotel construido en las profundidades (Conrad Maldives/)Claro está que se trata de una experiencia de elite con un exorbitante precio: 22.000 dólares cada noche. Debajo del mar también construyeron una capilla para las parejas que deseen concretar su unión con el paisaje cristalino de las aguas turquesas a sus espaldas.10. Ice HotelEn Jukkasjärvi, Suecia, cuentan con otro récord gracias al Ice Hotel: ubicado a 200 kilómetros del Círculo Polar Ártico, se destaca por ser el más grande del mundo hecho de nieve y hielo, a temperaturas alrededor de -5 grados centígrados. Sin embargo, este detalle no es el único que lo caracteriza: todo el edificio se derrite y se reconstruye cada año.En Suecia el Ice Hotel se reconstruye cada año con bloques de hielo y participan más de 200 artistas (Facebook: Icehotel.sweden/)Fundado en 1989, lleva treinta y tres inviernos renaciendo con una nueva apariencia. Las suites combinan el arte y la arquitectura con piezas hechas completamente de hielo esculpido procedente del río Torne. Tan solo diez segundos de flujo de agua del río equivalen a 4000 toneladas de hielo, suficiente para alzar cuatro hoteles de hielo.Las gélidas camas del Ice Hotel forman parte de la experiencia, pero también cuentan con habitaciones cálidas (Facebook: Icehotel.sweden/)El lugar ofrece habitaciones frías y otras más cálidas: en las que tienen temperaturas bajo cero los huéspedes duermen en sacos de dormir térmicos. Al igual que el hotel submarino, construyeron un salón de bodas para los valientes que deseen dar el "sí, quiero" rodeados de esculturas de hielo.

Fuente: Infobae
09/08/2021 15:11

Por la pandemia y la cuarentena se perdieron 90.000 empleos formales en restaurantes y hoteles

La cifra corresponde a los últimos dos años, según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). La ciudad de Buenos Aires es la jurisdicción más perjudicada

Fuente: La Nación
08/08/2021 20:18

Crisis: restaurantes y hoteles perdieron más de 32.400 empleos desde el inicio de la pandemia

El empleo asalariado formal en hoteles y restaurantes inició un fuerte descenso en marzo de 2020 con el comienzo de la pandemia de Covid-19 y mostró un mínimo en mayo de este año, el último dato disponible hasta el momento.Según un informe elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), en mayo pasado se registraron en ese sector 201.725 puestos, 32.375 menos que en igual mes de 2020, lo que es igual a una caída interanual de 13,8%.Contrató a un joven de 21 años para trabajar en el campo y tuvo una repercusión contundenteEn tanto, si se compara con mayo de 2019, la pérdida de puestos de trabajos fue de 58.022, un 22,3% menos.En alojamiento, la menor caída porcentual se dio en camping (14,2%, contra 20% de descenso de la categoría sin contar ese rubro), y en comidas y bebidas, en la modalidad para llevar (13,7%, vs. 18,9% de reducción sin tener en cuenta ese ítem).Diferencias entre regionesSi bien la hotelería y la gastronomía constituyen una actividad relevante en todas las regiones del país, el trabajo señala que existen diferencias entre regiones debido a distintas estructuras productivas y a diferentes niveles de informalidad. La actividad se concentra en la región pampeana, que tiene el 58,6% de la población y el 43,7% del empleo formal privado.Con respecto a la estructura productiva formal privada, a nivel país el sector hoteles y restaurantes participa con el 3,7% del total del empleo formal. Al considerar por regiones, la actividad tiene una mayor participación en la Patagonia (5,2%), Ciudad de Buenos Aires (4,9%) y Cuyo (3,9%). Con menor participación se encuentran la región Pampeana (3,3%), el Noroeste Argentino (3,3%) y el Noreste (3,2%).Otra caracterización importante, según el informe, es la descomposición por rubros. Se aprecia que comparativamente los servicios de alojamiento son más importantes en la Patagonia (41,6%), el Noreste (40%) y Cuyo (36%).Por el contrario, los servicios de expendio de comidas y bebidas son más importantes en la región Pampeana (82,5%), Ciudad de Buenos Aires (82,3%) y el Noroeste (68,8%).Finalmente, el Iaraf analizó la dinámica por región comparando el cuarto trimestre de 2019 con igual período de 2020.Según constató, la cantidad de asalariados registrados en hoteles y restaurantes tuvo una caída superior al promedio en la Ciudad de Buenos Aires (19,9%) y el Noroeste (18,9%). Menores caídas se observaron en Cuyo (17,4%), Patagonia (17,7%), la región pampeana (17,8%) y el Noreste (17,9%).

Fuente: La Nación
06/08/2021 12:00

Con hoteles al borde de la quiebra, la Ciudad busca apuntalar el turismo

Con fronteras cerradas y escaso turismo interno, el sector transita una crisis histórica. El 55% de los hoteles de la ciudad de Buenos Aires no opera porque no tiene demanda. Los que están abiertos alojan a un 5% de su capacidad, cuando en las épocas pre-pandemia las cifras rondaban entre el 60% y 65%.Por eso, para reactivar a un rubro al borde de la quiebra, en la ciudad se articuló una colaboración público-privada para apuntalar al turismo. El miércoles se lanzó el programa "Super Viaje BA", que incluye 122 descuentos y beneficios en hoteles de 3, 4 y 5 estrellas, el alquiler de autos y la compra de pasajes de colectivo y avión. Algunos destacados son el 15% de descuento en pasajes de Flybondi, 20% en el Alvear Icon Hotel y 60% en el Embajador Hotel."A nivel mundial, dentro de lo que más afectó la pandemia fue al turismo urbano. Por eso el sector está muy afectado, sobre todo el hotelero. Si bien la función del Gobierno de la Ciudad es principalmente posicionar a Buenos Aires como destino, para que así los privados vendan sus productos y servicios, dada la situación crítica que tenemos acordamos un programa para ayudarlos a vender", sostuvo Gonzalo Robredo, presidente del Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires, en diálogo con LA NACION.Mercado Libre: la empresa más grande del país ganó US$68,2 millones en el segundo trimestreSi la pandemia afectó a un destino turístico en particular, fueron a las ciudades. Tras meses de encierro obligatorio, la restricción de actividades y el peligro de contagio, los viajeros prefirieron lugares con espacios abiertos. Pero a medida que avance la vacunación y la apertura de fronteras sea un hecho, la apuesta que se viene es el turismo internacional.La posibilidad de recibir nuevamente turistas extranjeros no es un dato menor. En 2019, antes de la pandemia, la Ciudad alcanzó un pico histórico de turismo internacional, con 2,93 millones de viajeros. Según la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), la actividad hotelera de la ciudad de Buenos Aires depende en un 50% del arribo de turistas extranjeros.Puerto Madero se convirtió una parada obligada de los turistas (MIGUEL ACEVEDO RIU/)"Los grandes destinos urbanos turísticos, como Buenos Aires, van a ser muy valorados de vuelta. Después de la pandemia buscamos encontrarnos con el otro, con otra cultura, porque viajar es un proceso de construcción identitaria. Somos lo que viajamos y Buenos Aires es a nivel mundial una ciudad única, porque somos comunicativos, interactuamos, nos quedamos hasta altar horas de la madrugada. Soy optimista de que el turismo se va a ir recuperando", agregó Robredo.La Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHTRA) asegura que, a nivel nacional, se pierden 226 empleos formales por día. En total, desde que inició la pandemia, en el sector turístico destruyeron un total de 85.000 puestos de trabajo, lo que implicó un retroceso de 15 años. "Creemos que esta iniciativa que se lanzó en la Ciudad es el puntapié inicial para poner nuevamente de pie al turismo, que es una industria que genera puestos de trabajo", sostuvo al respecto Gabriela Akrabian, presidenta de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC).




© 2017 - EsPrimicia.com