estábamos

Fuente: La Nación
13/10/2021 11:00

Matt Damon y Ben Affleck: "Nos encantó volver a trabajar juntos, pero estábamos aterrados"

De la mano de una historia real ocurrida en Francia durante el siglo XIV, pero con ecos muy contemporáneos porque involucra la violación de una mujer cuyo testimonio es puesto en duda, este jueves se estrena en cines El último duelo, una superproducción dirigida por Ridley Scott y con un guion escrito por Ben Affleck y Matt Damon junto con Nicole Holofcener. Los tres dialogaron en exclusiva con LA NACIÓN y contaron cómo fue crear juntos una pieza de época en tiempos del #MeToo.Se trata de una de las películas más ambiciosas de 2021, inspirada en la historia real del último duelo que se dio en el territorio de lo que hoy es Francia, cuando los dos examigos Jean de Carrouges (Damon) y Jacques Le Gris (Adam Driver) dirimieron en la arena pública la denuncia de violación que había hecho la mujer del primero Marguerite de Carrouges (Jodie Comer), contra el segundo.El caso, que se cuenta como una leyenda desde hace siglos, fue investigado por más de una década por el escritor Eric Jager, quien publicó en 2004 una libro con los resultados de una titánica reconstrucción de época que incluyó el rescate de crónicas, registros legales, títulos de propiedad, recibos del ejército, planos de arquitectura y mapas históricos. Esta obra, titulada El último duelo: una historia real de crimen, escándalo y juicio por combate en la Francia medieval, llegó a las manos de Damon hace algunos años y él tuvo la idea de llevarla a la gran pantalla junto a su gran amigo. "Nos encantó volver a trabajar juntos pero, francamente, también estábamos aterrados porque no somos guionistas muy eficientes. Cuando hicimos En busca del destino nos llevó años y cientos de páginas poder reducir la historia a las 150 que fue el guion final. Eso nos consumió mucha energía y creo que nos asustó pero ahora, tras 25 años de hacer películas, creo que pudimos encarar el proyecto de otra manera", le dijo el actor a LA NACION.Damon fue quien pensó de inmediato en Scott para la silla del director: "Ni bien leí el título del libro de inmediato pensé en él porque su primera película es justamente Los duelistas y porque desde que trabajamos juntos en Misión rescate estoy buscando excusas para volver a reunirme con él. Creo que el ambiente del medioevo es algo que le sienta muy bien porque una de las fortalezas de Ridley es crear nuevos mundos con texturas propias". Y sumó: "Es una historia que tiene en el centro de escena a una mujer y Ridley rompió tantos moldes con Alien hace 40 años al proponer a una heroína de acción que me pareció la elección perfecta. Pero no puedo dejar de mencionar que lo considero un amigo y gran tipo".Una vez que Damon y Affleck terminaron la primera versión del guion entendieron que necesitaban el aporte de una mujer. La dupla creó una estructura inusual para un film: la misma historia es contada por Jean de Carrouges, Jacques Le Gris y Marguerite de Carrouges, la esposa de Jean que acusa públicamente a Le Gris de haberla violado.Así convocaron a la directora de cine y guionista Nicole Holofcener. "Su mayor contribución fue poder expresar la experiencia de una mujer, sus vivencias, su punto de vista. Ella pudo escribir lo que Matt y yo no pudimos sobre una mujer muy importante en la historia. Para poder reflejar lo que fue Marguerite no solo necesitábamos una guionista, necesitábamos a la mejor", aseguró Affleck."Cuando me contaron sobre la estructura tríptica del guion pensé que era una manera muy original de narrar una historia. Sumarme a ellos cuando ya tenían cosas escritas fue un gran desafío para los tres, pero era interesante poder hacer las mismas escenas desde tres puntos de vista distintos. Lo que más me gustó fue la oportunidad de escribir sobre esta mujer extraordinaria y poder brindar su punto de vista sobre lo que sucedió... que fue lo que realmente pasó", explicó la escritora.Jodie Comer, la estrella de Killing Eve, se pone en la piel de Marguerite de Carrouges (Patrick Redmond/)De hecho es el personaje de Comer, conocida en todo el mundo por la serie Killing Eve y quien tuvo un rol central en Free Guy este año, el que consigue darle cohesión y credibilidad a la película. En el diálogo con LA NACION Damon no ahorró elogios para la actriz: "Ella es simplemente increíble. Toda la película depende por completo de quien actúe en el rol de Marguerite y ella lo hace de maravillas. Cuando pensamos en el casting supimos que la historia iba a funcionar o no de acuerdo a quién la interpretara y no podríamos haber tenido más suerte". "Jodie nos ayudó mucho en el proceso de escritura. Nos juntamos varias veces con ella escribiendo escenas y haciendo que las actuara. Cuando tenés a una intérprete de este calibre, que no tiene vanidad sino una comprensión profunda de quién es su personaje, todo es más fácil. De hecho, escribíamos, se lo oíamos decir y decidíamos si valía la pena o no. Lo mismo sucedió con Adam Driver, su talento nos abrió muchísimas posibilidades para jugar más", completó.En relación íntima con el triángulo que forman Damon, Driver y Comer, Affleck interpreta un rol menor, pero muy importante, el del Conde Pierre d'Alençon, un barón terrateniente que desprecia a Jean de Carrouges."Yo no quería interpretar simplemente a un villano... ¡eso es muy fácil! No se trataba de hacer simplemente a un hombre malo. En inglés hay un dicho que afirma que cada villano es un héroe de su propia historia y pensé mucho en eso", explicó Affleck.El último duelo comenzó a grabarse en febrero y marzo de 2020 en escenarios reales y castillos de Francia, pero cuando se mudaron a Irlanda para completar el rodaje llegaron las medidas de aislamiento preventivo por el coronavirus y gran parte del equipo vivió la cuarentena allí hasta que en el mes de septiembre retomaron los planes. Fue en la localidad de Ashford en la que recrearon el monasterio francés, en donde tuvo lugar el mítico duelo, cuya preparación tomó seis meses y en donde se luce el talento de Scott para las grandes escenas corales con varias cámaras.

Fuente: Clarín
12/10/2021 21:37

Jorge Ferraresi, sobre las elecciones: "Estábamos convencidos de que con la vacuna ganábamos caminando"

El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat negó que clientelismo en la campaña: "El Gobierno no regala nada, repara".

Fuente: Clarín
29/09/2021 20:33

Brenda Gandini contó cómo resolvieron las escenas hot con Luciano Castro: "Estábamos re duros"

Los actores protagonizan la obra "Desnudos" juntos con Gonzalo Heredia y Sabrina Rojas, quienes los aconsejaron sobre el tema.

Fuente: La Nación
28/09/2021 02:36

"Nos dijeron que estábamos locos". Sacaron a sus hijas del colegio privado y las anotaron en una escuela rural

Con auto, casa propia en un barrio cerrado de las afueras de Luján, tres hijas "adorables" -según palabras del entorno- y una vida con todos los "logros" que se esperan para la década que el matrimonio estaba transitando, podían afirmar que estaban "al día" con respecto a lo que los mandatos sociales suponían que debían hacer. "En nuestras reuniones sociales enarbolábamos todas esas banderas. Pero yo observaba entre mis pares -y en esto me incluyo- que si bien trabajábamos en cargos redituables, estábamos todos realmente muy alejados de lo que verdaderamente era nuestra pasión y eso empezaba a hacer cada vez más ruido en mis pensamientos".La vida es para hacer lo que a uno le gusta, trabajar de lo que a uno le apasiona, lo que lo hace vibrar, se repetía una y otra vez Tomás Pettigrew (40). Criado desde pequeño en contacto con el campo, había estudiado Agronomía. Al finalizar su formación, allá por 2009, una tarde se vio subido a una camioneta vendiendo todo tipo de agroquímicos. La universidad le había enseñado a conocer al detalle todas esas fórmulas químicas, que "mágicamente resuelven todos los problemas que pueda tener un productor agrícola", sus beneficios, sus modos de acción, y todos los demás pormenores. Aunque en su interior, sabía que ese no era el camino que quería para el resto de su vida. "Mientras, mis ojos seguían enfocándose en las vacas. Y había que formar una familia, tener hijos, concretar el sueño de la casa por construir -porque llega un momento de la vida, en que hay que tener casa-."Pasaron los años. Junto a su esposa, Dolores Perissé, a quien había conocido en su infancia en San Isidro, cumplió con el deber ser. Y ya entrado en la cuarta década, por ese entonces su vida giraba alrededor de su trabajo como asesor técnico agrícola. Recorría campos de soja, trigo o maíz y dispensaba recetas para controlar las adversidades que pueden tener los cultivos agrícolas. "Siempre había sido un apasionado por la ganadería, pero me había sido difícil insertarme en esa actividad que tanto me gustaba. Me la pasaba leyendo y hablando de vacas, pero las oportunidades siempre salían para el lado de la agricultura y el control de la siempre difícil sanidad de los cultivos".Primos y socios. Criados en una chacra, quieren revolucionar la alimentación y abrir un restaurante como no hay otro en el paísLa vida es para hacer lo que a uno le gusta, trabajar de lo que a uno le apasiona, lo que lo hace vibrar, se repetía una y otra vez Tomás Pettigrew (40).Alejarse del camino seguroContinuó por el camino seguro y trazado. Aunque de a poco había comenzado a asesorar a algunos ganaderos, que veían en él esa pasión y creían que podía ayudarlos con sus producciones, sus manos seguían oliendo a glifosato. Entonces, casi de forma inesperada, sobrevino una oportunidad que cambió su vida para siempre.En 2013 había empezado a asesorar un campo ganadero en Necochea, y estaba encantado con la posibilidad de hacer el camino propio en un campo con vacas en la localidad de Balcarce, en la provincia de Buenos Aires. En forma paralela, había dado sus primeros pasos, a explorar y formarse en el pastoreo racional, una técnica agroecológica con la cual se logra maximizar la producción de pasto, sin el uso de agroquímicos ni fertilizantes químicos. Cinco años más tarde, quizás porque lo había deseado con todas sus fuerzas, Tomás de pronto tuvo ante sus ojos la posibilidad que lo había impulsado durante tantos años.Y así, tres años después de haber puesto el último ladrillo de la casa, decidieron vender la propiedad y radicarse en ese campo donde las oportunidades estaban a la orden del día. Había surgido la posibilidad de llevar adelante desde cero, un proyecto de pastoreo racional. "Era una alegría para mí, pero también significaba dejar atrás mi trabajo como asesor agrícola, que era la fuente principal de nuestros ingresos familiares, despedirnos de nuestra familia, de nuestros amigos y de la vida que conocíamos. Pero lo más difícil iba a ser averiguar si mi esposa, mis hijas y yo nos íbamos a adaptar a nuestra nueva vida, en el medio de la nada y sin ninguna de las comodidades a las que estábamos acostumbrados".Dejaron el país. "En medio de un secuestro, envolví a mi bebé en una manta y me tiré del auto. Ahí tocamos fondo"¿Vendiste tu casa?, me preguntaban incrédulos. Lo que hicimos fue romper preceptos establecidos por la sociedad en la que estamos inmersos: vender la casa, sacar a nuestras hijas del colegio privado y anotarlas en una escuelita rural perdida en el medio del campo. "¿Vendiste tu casa? Estás loco"Con emoción, y una sensación agridulce de dejar las cosas amadas, tuvieron que decirle hasta pronto a los afectos y un cheque mensual de su ahora antiguo trabajo. La mudanza fue todo un desafío. La casa a la que se trasladaron estaba deshabitada hacía ya varios años, corría el mes de junio y el invierno se hacía notar en cada paso que daban. "Cuando comunicamos nuestra decisión a nuestros pares, familiares y entorno, nos dijeron que estábamos locos. No podían entender lo que habíamos hecho. ¿Vendiste tu casa?, me preguntaban incrédulos. Lo que hicimos fue romper preceptos establecidos por la sociedad en la que estamos inmersos: vender la casa, sacar a nuestras hijas del colegio privado al que iban y anotarlas en una escuelita rural perdida en el medio del campo. También dejamos un trabajo redituable para ir a un campo a hacer un proyecto de pastoreo racional y dejamos de andar en camioneta a arrancar el día subido a un tractor a las 7 de la mañana con tres grados bajo cero".Y ese fue solo el primer paso. Tomás reconoce que en las afueras de Luján, vivían casi al día y de forma opulenta. Al vender la propiedad y reducir los costos de vida al mínimo, también comenzaron a apreciar lo simple y contar con dinero para realizar una serie de inversiones en diferentes rubros (en ganadería, por supuesto, pero también en otro tipo de activos). "Algo en lo que estamos convencidos con mi mujer, es que cuando uno decide realizar un cambio radical, y le pone el empeño que corresponde, el mundo se encarga de hacer el resto. Las oportunidades aparecen, conocés gente nueva. Ese cambio trae otros que no sabías que podían aparecer, y es todo ganancia en vivencias y aprendizaje. Mi mujer es una compañera de fierro, y una ávida entusiasta para todo lo que emprendemos. Me ayuda mucho en el campo, y aporta ideas y mejoras permanentemente, es una mujer de gran inteligencia práctica. Aparte es una experta en criptoactivos: asesora y ayuda en ese difícil mundo"."El éxito más grande es poder estar criando a su familia en este entorno sano y feliz".Crianza en el campo y la clave del éxitoLa vida cambió sustancialmente y la disfrutan. Se levantan a las 6 de la mañana. Tomás inicia el día recorriendo la parcela en donde se encuentran las vacas y se ocupa de sus cuidados. En cuanto finaliza con esa tarea, vuelve a la casa a desayunar mientras sus hijas se preparan para ir a la escuela. Las lleva y a su regreso, confecciona la o las parcelas que serán necesarias pastorear a lo largo del día y de acuerdo al momento del año, y el estado del pasto y los animales. "Este trabajo depende permanentemente de tomar buenas decisiones en cuanto al manejo del pasto, por eso se dice que es racional, porque requiere justamente del raciocinio y el conocimiento del pastor para gestionar. Si se hace bien, muy rápidamente se empiezan a ver las mejoras en la producción, y la ganancia de peso de los animales, que gozan de un gran bienestar, siempre comiendo pasto de calidad, y con el agua de bebida en la misma parcela, no a miles de metros como ocurre en muchos campos ganaderos del país".En cuanto a la educación de sus hijas, asegura que la decisión fue absolutamente positiva. Cambiaron el colegio privado de doble escolaridad, por una escuela rural. "Ahora el inglés se los enseñamos en casa y estamos muy pendientes de que nuestras hijas accedan a todas las oportunidades que tuvimos nosotros. Y mientras tanto compartimos tiempo de calidad con ellas todos los días".Tomás afirma que el éxito más grande es poder estar criando a su familia en este entorno sano y feliz, pero también tener la posibilidad de trabajar en lo que lo apasiona. "Creo que eso es clave, la felicidad de todos los días de salir y encontrarme en el lugar donde quiero estar, haciendo lo que quiero hacer. A menudo la palabra éxito esta desvirtuada, y solo se circunscribe a tener un gran trabajo y un gran cheque a fin de mes. Nosotros estamos en el medio del campo, extrañando a los que dejamos medio lejos, en 20 hectáreas y vemos crecer felices a nuestras hijas. Para nosotros, sin ninguna duda, eso es ser exitosos".Compartí tu experienciaSi viviste alguna experiencia que mejoró tu bienestar y calidad de vida (puede ser médica, alimenticia, deportiva, un viaje, sentimental, profesional o de otra índole), y querés compartirla en esta columna, escribí a bienestarlanacion@gmail.com

Fuente: La Nación
24/09/2021 20:18

En la escuela de su hijo, conoció a un niño que cambió su vida: "Cuando contamos que lo íbamos a adoptar, nos decían que estábamos locos"

Es difícil poner en palabras lo que me pasó la primera vez que vi a Félix. Fue muy fuerte: no conocía nada de su historia y, no sé por qué, desde el día en que nos conocimos sentí que nacía un hijo en mi corazón.Me llamo Elcira Elia Speranza, pero me dicen Eli. Soy ama de casa y vivo con mi familia en Barranqueras, una localidad pegada a Resistencia, Chaco. Estoy casada con Maximiliano de Figueroa desde hace más de dos décadas (los dos tenemos 46 años) y somos papás de Oriana (17), Máximo (12) y Félix (10), quien llegó a nuestra familia en 2018.Fue gracias a Máximo, que conocimos a Felix, ya que iban a la misma escuela especial. Y así como Máximo, que nació con parálisis cerebral, nos abrió las puertas a un mundo nuevo, el de la discapacidad, Félix â??que también tiene esa condiciónâ?? nos introdujo a otro igual de inesperado: la realidad de muchos niños y niñas con discapacidad que esperan en los hogares tener una familia por medio de la adopción, pidiendo a gritos amor.Quiero una familia: los chicos que desde hace más tiempo esperan ser adoptados Nuestros hijos fueron buscados con mucho anhelo. Máximo nació con parálisis cerebral y al principio fue un choque muy grande, porque ni nos imaginábamos que eso podía llegar a pasar. Nos cambió la vida y nos hicimos miles de preguntas â??"¿por qué a nosotros?", fue una de las que apareció con fuerzaâ??, hasta que en ese largo proceso de buscar respuestas, fuimos entendiendo muchas cosas. En el momento en que nos contaron la historia de Félix, con Maximiliano no esperábamos convertirnos nuevamente en padres, pero comprendimos que él necesitaba una familia y, con el tiempo, supimos que podíamos ser nosotros.La familia de Figueroa, en un parque muy cerquita de su casa, en Barranqueras, Chaco (Eliana Benítez Giuggia/)El día que lo conocí a Félix yo estaba en el zoom de la escuela a la que iba Máximo. Era 2017 y vi una mujer con un niño muy hermoso, de 6 años, sentado en la falda: me llamó mucho la atención. Tenía parálisis cerebral, igual que mi hijo. Me acerqué, le pregunté a la señora cómo se llamaba y si ella era la mamá. Me respondió: "No, no soy la mamá, soy la cuidadora, él vive en un hogarcito". No me dijo mucho más.Con Lidia, su cuidadora, nos hicimos amigas. Nos veíamos todos los días en la escuela y yo siempre le preguntaba por él. Me dijo que hacía mucho tiempo que el niño estaba en adopción, pero la búsqueda de una familia para él no tenía éxito. Supe que había llegado del interior del Chaco, con un grado muy alto de desnutrición. Siendo bebé, en Resistencia lo tuvieron que operar de urgencia, colocarle un botón gástrico y la mamá decidió darlo en adopción y volver a su pueblo. Estuvo un año internado, luchando por su vida, y cuando pudo recuperar peso se fue al hogar. Había atravesado situaciones de mucho maltrato y abandono, por lo que pudimos ver luego en su amplio historial médico.Adopción: conocé los principales mitosLidia se movió mucho para que se hiciera una convocatoria pública en búsqueda de una familia para Félix: necesitaba atención permanente e inmediata, el amor irremplazable de una familia. Cuando llegaba a mi casa, siempre le contaba a Maximiliano y Oriana sobre él, les pedía que me ayudaran a organizarle el cumpleaños, que lo acompañáramos como podíamos. A mi marido, todo lo que le contaba le tocaba el corazón, pero se hacía el distraído, el que no quería saber nada: en el fondo, no quería encariñarse. Cuando supimos sobre la convocatoria pública, oramos mucho para que Félix encontrara una familia. Somos muy creyentes y, con el tiempo, en la oración sentí que nosotros éramos esa familia que necesitaba.No podía quedar embarazada y fue mamá por adopción: cómo pasaron de ser dos a seis en una casaUna tarde lo esperé a Maximiliano después del trabajo y le dije: "Tenemos que hablar de algo importante". En seguida supo que era sobre Félix. Le dije que sentía que teníamos que adoptarlo. Su respuesta me sorprendió. Me dijo que desde hacía tiempo él sentía lo mismo, aunque nunca lo hubiésemos charlado, y que no me lo había propuesto para que yo no me sintiera presionada de tomar una decisión.Hasta entonces, mi marido solo conocía a Félix por fotos y videos. Esa noche hablamos mucho, oramos y nos preguntamos mutuamente si estábamos dispuestos a recorrer este camino. En varias oportunidades Máximo tenía convulsiones y teníamos que salir corriendo todos al hospital. ¿Cómo íbamos a hacer con otro hijo con discapacidad? ¿Íbamos a poder? Coincidimos en que estábamos dispuestos como pareja y sentíamos que iba a ser posible. Quedaba hablarlo con Oriana, porque la decisión tenía que ser de todos: ella debía estar dispuesta a compartir esta aventura de vida con nosotros.Me acuerdo que estaba en su cuarto, acostada en la cama. Entré y le dije:â??¿Qué pensás si nosotros somos la familia que están buscando para Felix? â??se quedó helada.â??¿Me estás diciendo en serio? â??me respondió.Ella vivía con igual angustia y desesperación que nosotros las corridas al hospital. Además pensaba en el futuro, en qué iba a pasar cuando los chicos fueran grandes. Pero también había algo en su corazón que la movía en la misma dirección que a nosotros. Nos abrazamos, lloramos y decidió acompañarnos.La única posibilidad no es la adopción: ¿cómo involucrarse con los chicos que esperan una familia?En ese momento no sabíamos si iba a ser posible que nos vieran como posibles padres adoptivos, ya que teníamos otro niño con discapacidad. Tampoco si íbamos a poder presentarnos a la convocatoria pública sin haber estado previamente anotados en el Registro Centralizado de Adoptantes del Chaco (después supimos que en estos casos no era necesaria la inscripción previa). Cuando tuvimos la entrevista con la jueza y nos preguntó por qué pensábamos que nosotros podíamos ser la familia para Félix, no dudamos: "Porque estamos preparados". Ahí mismo firmamos un papel para empezar la vinculación.El día en que Maximiliano y Félix se conocieron, fue en el hogar. En el momento en que nuestro hijo vio a mi marido, le cambió la cara: él lo adoptó en seguida como papá. Las cuidadoras, todos los que estaban ahí, se asombraron de la reacción de Félix al verlo. A la que más le costó generar el vínculo, fue a Oriana. Era muy realista y pensaba en las dificultades, en que era otra medicación de la cual ocuparse, más fuerza para hacer, entre otras cosas. Lo veía como alguien indefenso, que necesitaba amor, pero le costaba verlo como un hermano. Cuando fue pasando el tiempo, sintió como si Félix hubiese estado desde siempre en nuestra familia, y a todos nos cuesta imaginarnos ahora nuestra vida sin él.Sobre la primera vez que se vieron con Félix, Eli cuenta: "Fue muy fuerte: no conocía nada de su historia y, no sé por qué, desde el día en que nos conocimos sentí que nacía un hijo en mi corazón". (Eliana Benítez Giuggia/)¡Si las personas conocieran a las chicas y los chicos que hoy esperan ser adoptados, se derribarían tantos mitos! Nosotros también los teníamos. Desde que nació Máximo, empezamos a conocer otras realidades, se nos abrió la mente y el corazón. Con su llegada y la de Félix, empezamos a ver las cosas de otra manera, a disfrutar de lo sencillo, a amar a un hijo que es distinto del que uno idealiza.Oriana siempre dice que le gusta cómo se ríe Felix y lo feliz que es, aún habiendo pasado por situaciones muy difíciles. Para nosotros, el camino no fue fácil. Muchas veces estamos cansados. Félix y Máximo demandan mucha atención: hay que estar de forma permanente, cambiarles los pañales, bañarlos, darles de comer. Pero desde un primer momento nos dimos cuenta que lo que más necesitaba Félix, que lo que más pedía, era amor. A veces llora aparentemente sin motivo, y cuando uno lo abraza, le da un beso o le toma la mano, automáticamente se ríe.Testimonio: "¡Viniste!", el grito de alegría de mi hijo el día en que nos conocimosDespués que nació Máximo, cuando me preguntaban si quería tener otro hijo, respondía: "¡Ni loca!". Tenía mucho miedo de quedar embarazada y tener otro bebé con discapacidad. Al final, tanto miedo tenía y acá está Félix. Nos elegimos. Máximo nos fue enseñando el camino y cuando conocimos a Félix entendimos que ya teníamos un curso intensivo de cómo amar y criar un hijo con discapacidad.Félix cambió completamente desde que está con nosotros. Cuando estaba en el hogar, no demandaba nada. Veía tele todo el día y no lloraba: sentía que nadie lo iba a atender. Acá, en cambio, tiene mucha conexión. Te mira, sonríe, sabe que están hablando de él, se queja si algo le molesta, se hace entender todo el tiempo. Lo que vemos también es el vínculo fuerte que tiene con su hermano: con el poco movimiento de su mano, Félix busca a Maxi y cuando lo toca, se ríe y es pura felicidad."Félix cambió completamente desde que está con nosotros. Te mira, sonríe, sabe que están hablando de él", cuenta Eli. (Eliana Benítez Giuggia/)Casi todos nos decían que estábamos locos cuando les contamos la decisión de adoptar a Félix. Ahora se dan cuenta de que tenía que estar con nosotros, que podemos tener una familia y una vida social: tenemos amigos, hacemos salidas, disfrutamos del día a día y le pusimos mucha onda a la pandemia.Muchas veces ponemos tanta energía en perseguir lo que no tenemos a mano, que dejamos de ver lo que está frente a nuestros ojos. Con mi marido, festejamos cuando Oriana dijo "mamá" o "papá", o cuando dio su primer paso. Con Félix y Maxi aprendimos a festejar sus logros, que pueden parecer pequeños pero son enormes, sin esperar nada, dejando que pase, disfrutando lo que ellos son y lo que pueden lograr. Como dice mi marido, no es que nosotros necesitábamos un hijo: Félix necesitaba una familia y nosotros sentimos en lo más profundo del corazón que esa familia, éramos nosotros.Más informaciónCumplir un sueño: La familia de Figueroa sueña con poder tener un nuevo vehículo, porque el que tienen actualmente ya les quedó muy chico. Félix y Maxi están grandes y necesitan espacio para poder viajar con sus carritos especiales. Eli los lleva y los trae sola todos los días a la escuela, porque Maximiliano trabaja en ese horario, y siempre tiene que hacer mucha fuerza: "Para mí es mucho esfuerzo levantarlos, un vehículo nuevo es lo que más necesitamos", dice Eli con emoción. Su anhelo es que tenga una rampa que les permita a los chicos subir y bajar sin problemas. Quienes deseen colaborar con este sueño, pueden contactarse con Maximiliano o Eli a los mails mcdefigu@hotmail.com o eedefigu@hotmail.comAdopción en la Argentina: La adopción es una institución que nació para garantizar el derecho fundamental de todas las niñas, niños y adolescentes a vivir en una familia. Por parte de los adultos, implica el deseo profundo de ahijar y el poder asumir una enorme responsabilidad, que es para toda la vida. En el especial Quiero una familia de LA NACION podés encontrar desde preguntas frecuentes y los pasos a seguir si estás interesado en inscribirte en un registro de postulantes a guarda adoptiva, hasta las convocatorias públicas que actualmente se encuentran abiertas para niñas, niños y adolescentes de todo el país que esperan tener una familia. Además, en la web de la Dnrua hay una guía sobre la adopción en la Argentina, servicios en línea y se realizan charlas informativas de forma mensual. Por otro lado, en este link podés conocer el listado de los registros de cada jurisdicción para saber cuál es el que te corresponde.

Fuente: Perfil
19/09/2021 20:36

"Chino" Navarro apuntó a la fiesta de Olivos: "Como gobierno estábamos en caída libre hace 30 días"

El funcionario y referente del Movimiento Evita aseguró que las medidas del oficialismo "no alcanzaron, llegaron tarde o no llegaron". "Caíamos, caíamos, caíamos", sintetizó. Leer más

Fuente: La Nación
19/09/2021 18:36

Chino Navarro: "Estábamos en caída hace 30 días, desde la foto de Sofía Pacchi"

Con los resultados electorales de estas PASO, Fernando "Chino" Navarro explicó que el festejo en Olivos fue un factor determinante para la derrota del Frente de Todos. "El gobierno estaba en caída hace 30 días, desde la foto de Sofía Pacchi. Caíamos y caíamos", dijo el secretario de Políticas Parlamentarias, Institucionales y con la Sociedad Civil de la Jefatura de Gabinete.El dirigente del Movimiento Evita, sin embargo, aclaró que esa no fue la única razón, sino el principio de una sucesión de hechos negativos para la imagen del gobierno de Alberto Fernández. "La caída de nuestra gestión con la foto de Sofía Pacchi empezamos a caer, pero hay múltiples causas", aseguró Navarro, en diálogo con FM Millenium.Noticia en desarrollo

Fuente: Ámbito
09/09/2021 21:08

Habló el diputado baleado en Corrientes: "El disparo podría haber sido para cualquiera de los que estábamos en el escenario"

El diputado provincial del Frente de Todos, Miguel Arias, indicó que su estado de salud es "muy bueno" y dijo estar "conforme" con la investigación, pese que aún no hay detenidos.




© 2017 - EsPrimicia.com